/ Avivamiento

Cielos abiertos

¡Dios te va a sorprender! Como lo hace cada reunión en el Avivamiento: Cambia el diagnóstico, trae salvación y derrama de Su unción. Miles de todas las edades, desde niños hasta ancianos, han sido tocados fuertemente por la presencia de Dios; personas con espíritu de muerte han sido libres apenas ingresan a la iglesia, peticiones de Avivamiento al Parque han sido cumplidas en tan solo los primeros meses del año y bendición sobre abundante en las familias ha caído sobrenaturalmente… Definitivamente, ¡Dios tiene la llave para abrir tus cielos!

Hace más de dos mil años cuando Jesús abrió los cielos, todos recibieron sanidad y sabemos que Latinoamérica también necesita esos cielos abiertos para que venga la bendición sobreabundante, no haya ni un solo necesitado entre nosotros y que todos a nuestro alrededor se vuelvan a Cristo. ¡Este es tu tiempo! Dios tiene los ojos puestos en Colombia y ha prometido cielos abiertos sobre esta nación.

Es notable que las convocatorias de Avivamiento al Parque cada vez son mayores, millones de personas asisten a este lugar para empezar el año de la mano de Dios y en esto se reflejan los cielos abiertos sobre Bogotá.

Si quieres los cielos abiertos sobre tu vida es necesario que te despojes de ti mismo, es Dios quien te promocionará en todo lo que hagas, porque son Sus batallas. Mientras todos estén afligidos a causa de malas noticias, tú veras a Cristo a tu favor. No porque lo merezcamos sino porque Él quiso. Cielos abiertos representan la gracia de Dios sobre tú vida y puedes ponerla a tu favor. ¿Cómo? A continuación encontrarás los puntos claves para hacerlo:

Ten un tiempo de arrepentimiento: Debes allanar el camino y enderezar lo torcido, saber diferenciar lo que es malo, tener dominio propio y volverse de corazón a Dios siendo radical. Esto hará que venga la sanidad, la bendición y tiempos de refrigerio y abundancia para tú casa.

Conviértete en un buscador de Dios: Cuando decides buscarlo de todo corazón serás prosperado en todas las cosas. Lo dice la Biblia en 2 Crónicas 26:5 ” Y persistió en buscar a Dios en los días de Zacarías, entendido en visiones de Dios; y en estos días en que buscó a Jehová, él le prosperó.”  La bendición que estás deseando la encontrarás si te vuelves persistente en la oración y en la adoración, búscale diariamente.

Haz una ofrenda en el altar: Desde los tiempos bíblicos Dios enviaba bendición tras los holocaustos que le ofrecía su pueblo, así que las ofrendas que le hagas con todo tu corazón abrirán el cielo.

Los cielos cerrados significan hambre, ruina, escases, enfermedad y silencio de parte de Dios. Si esta es tu condición, debes saber que tú puedes mover la mano de Dios para que los cielos se abran a tu favor; y entonces, tendrás en tu vida sobreabundancia, milagros extraordinarios, sanidad, visiones, verás a Dios en tus conquistas y experimentarás un derramamiento del Espíritu Santo como nunca antes.