/ Avivamiento

Cierre del primer día - Congreso Mundial de Avivamiento 2015

En la noche del 19 de junio, transcurrido el gozoso tiempo de alabanza y celebración, el Congreso tuvo un poderoso servicio de Avivamiento y milagros, donde innumerables filas de personas testificaron al recibir su sanidad bajo la casi tangible presencia de Dios.

El Señor tocó a personas que venían de países lejanos en búsqueda de unción y adicionalmente, ahora regresan completamente sanos y bendecidos. Tal es el caso un hombre proveniente de Argentina fue sano de una enfermedad muy avanzada en sus pulmones, se le dificultaba respirar y ahora ya no necesita de su inhalador. De igual manera, una pastora que venía desde Ecuador había tenido un accidente de tránsito y a causa de esto quedó con una inmovilidad en sus piernas. La unción de Dios la tocó y sus fracturas desaparecieron, ahora puede saltar y caminar sin la ayuda de una bastón. Una pareja de pastores provenientes de Paraguay decidieron viajar en contra de todo dictamen médico, bajo su propia responsabilidad, ya que la pastora convulsionaba y no podían garantizar que soportara el vuelo a Colombia… Quebrantados y sorprendidos dieron testimonio de que nuestro Dios es un Dios de milagros, ¡está completamente sana! Masas desaparecieron, enfermedades oseas ya no están, dolores y aflicciones se fueron y tremendos milagros de provisión económica llenaron la tarima del auditorio principal. ¡Dios es bueno!

Luego de esto el pastor Ricardo, recorrió todo el auditorio saludando a los asistentes  y acto seguido compartió una enseñanza denominada “Pozo sube” con base en el pasaje bíblico de **Números 21:16-18. **Como acto simbólico los pastores y líderes de todas las naciones golpearon el suelo con varas y al unísono profetizaron”que brote el agua, que suba el pozo”

Congreso Mundial de Avivamiento

¿Sabías que tú haces parte de la generación que verá el avivamiento más grande de la historia? El Espíritu Santo habló a los pastores Ricardo y Ma. Patricia Rodríguez y les dijo: “Reúnan al pueblo, porque voy a darles agua”. Si quieres conocer las armas para librar una batalla y llevarte un Avivamiento sumérgete a continuación en esta poderosa ministración.