/ Avivamiento

Conferencia #1 - Pastora Ma. Patricia Rodríguez

Esta gran apertura del Congreso se dio con una poderosa palabra de parte del Señor a través de la Pastora Ma. Patricia Rodríguez, quien con el coro “Al despertar” introdujo en adoración a la iglesia para recibir lo que Dios tenía para ellos esa mañana.

Inició la enseñanza con el relato donde Abraham busca esposa para Isaac (Génesis 24:1-8) donde especificó que la enseñanza mayor en este pasaje es “cómo conocer la voluntad de Dios” Eliezer (significa “divino ayudador”) era el siervo de Abraham, quien lo mandó a su tierra para que le consiguiera esposa a su hijo Isaac. El Padre y el Hijo enviaron al Espíritu Santo a buscar la novia indicada (La Iglesia) para Jesucristo, al igual que Abraham e Isaac enviaron a Eliezer a buscar esposa para Isaac. Eliezer halló a Rebeca junto al pozo, junto a las aguas, es en esta parte donde la Pastora llama a los pastores, líderes y personas que se encontraban en Avivamiento a que tengan sed de Dios, púes el Espíritu Santo busca una iglesia avivada, que tenga sed de Él.

Captura

“Buscando la voluntad de Dios”

Rebeca tipifica la Iglesia, era una mujer bella, era doncella, virgen, quiere decir que la Iglesia debe ser santa, sin mancha y sin pecado, hospedadora, esforzada y trabajadora, que creyó y fue sin haber visto a Isaac, Jesús necesita una Iglesia que le crea sin que le haya visto; el Espíritu Santo busca una iglesia que va más allá, que trabaja sin cesar, que no se conforma y cada vez quiere más, que esté junto a las aguas, que todos los días esté haciendo lo que Dios la mandó a hacer, obediente a la perfecta voluntad de Dios. Los pastores deben ser como Eliezer, que se dejan guiar por el Espíritu Santo y decir como Rebeca “Sí iré”.

“Él enviará su ángel delante de ti” (Génesis 24:7b) A la misión no irás solo, el Espíritu Santo irá contigo. El Espíritu Santo te trajo hasta acá, está buscando una iglesia que le adore en espíritu y en verdad.

La pastora Ma. Patricia cerró esta palabra con el coro “Bajo tu sombra”, donde todos le dijimos, Espíritu Santo heme aquí, envíame a mí .

El Espíritu Santo está buscando una Iglesia esforzada, una Iglesia santa, una iglesia trabajadora que esté junto al pozo, pero sobre todo necesita una Iglesia que le crea y lo siga sin haberlo visto. Jesús quiere saciarte solo necesita que le creas.

FuegoEnMisHuesos