/ Avivamiento

Dios cumple Sus Palabras

BLOG AVIVAMIENTO: Estamos con Julio Cesar, bienvenido cuéntenos ¿cómo llegó Avivamiento?

JULIO CESAR: En el 2011 el Señor me trajo, vine con expectativa, al otro domingo mi familia me llevó a otra iglesia, pero sentí en mi corazón que esta era mi iglesia. Me quedé y hubo una palabra que dio el pastor Ricardo, decía veo una persona que lo perdió todo, pero Dios le va a devolver todo, ese era yo.

BLOG AVIVAMIENTO: Sabemos que hubo un momento en su vida en el que perdió todo, cuéntenos ¿qué pasó?

JULIO CESAR: La verdad yo era gerente de ventas de una de las ferreterías mas grandes en Colombia, manejaba ventas a nivel nacional, importaba, tenía mucho dinero, ganaba comisiones y en ese camino conocí del Señor, pero desobedecí al Señor y lo perdí todo.

Pasó de un momento a otro, lo perdí todo, duré 12 años sin trabajo oficial, fui vendedor en la calle, pero a pesar de todo el Señor nunca me faltó. Sin embargo, se acabaron mis amigos, mi familia, todo.

Después vine a Bogotá y el pastor dio una Palabra “El día que el Señor actúe”, a los días me llamó un amigo me pidió que le ayudará con unos listados de ferreterías y estaba buscando ese material cuando llegué a una esquina, estaba un amigo hablando por teléfono y dijo: usted necesita un buen vendedor, ya se lo paso…y me pasó el teléfono, era otro amigo con el que había trabajado tiempo atrás y me dijo: Lo espero en la oficina.

El lunes siguiente llegué a la oficina y me contrató con un buen sueldo, con viáticos libres, pasajes aéreos, teléfono con minutos ilimitados y todo cambió. Estoy bendecido otra vez.

BLOG AVIVAMIENTO: Esto es ver la mano de Dios, literalmente el Señor le puso en el momento exacto para darle su trabajo después de 12 años y restituirle lo que había perdido.

JULIO CESAR: Sí, fue el Señor, pase momentos muy difíciles, pero Él cumplió en un solo día, pero hay mas, un hermano se levantó contra mí, tenía una herencia de 650 millones de pesos, hizo un estudio en el que decía que yo no podía tomar mi herencia y hacía 2 años habían vendido la casa, así que parecía que ya no había nada qué hacer.

Pero resulta que mi hija me ayudó con un abogado, y tantas cosas malas que se habían hecho en contra mía se revirtieron y ahora toda la herencia es para mí.

BLOG AVIVAMIENTO: Eso definitivamente solo lo puede hacer el Señor.

JULIO CESAR: Sí, y hoy tengo una frase que dice: “benditas las pruebas porque se hicieron solamente para vencerlas”. Gracias al Señor, para mí ha sido de muchísima bendición estar en la casa del Señor.

BLOG AVIVAMIENTO: Felicitaciones por todo lo que el Señor ha hecho y a quienes leen este testimonio los invitamos a ver la promesa con la que venció Julio Cesar.

Noches de Avivamiento

Avivamiento

Avivamiento

Síguenos en @Avivamiento y encuentra más información en www.avivamiento.com

Read More