/ Avivamiento

Era uno en un millón, pero creí y recibí

Andrés: Es un privilegio para mi poder estar aquí y contarles lo que Dios ha hecho, gracias.

Blog Avivamiento: Yo sé que este testimonio va a impactar a muchos jóvenes, así que empecemos, ¿cómo llegó a la iglesia?

Andrés: Yo llegue más o menos a finales del 2011, trabajaba en Europa en una línea de cruceros, venía de una etapa muy rebelde, pero mi mamá y mi abuela, antes de que me fuera a ese viaje, me empacaron un Biblia y me dijeron: “mijo cuando se sienta solo léala”.

La soledad en esa línea de cruceros fue terrible y un día en medio del mar leí la Biblia y lloraba, no entendía, pero lloraba, así que el Señor empezó a llenarme de Él.

A los 8 meses de estar trabajando se acabó mi contrato, yo estaba agotado así que me bajé, volví a mi casa y les pedí perdón a mi mamá y a mi abuela porque yo las ofendí mucho por su fe.

A los días vine a la iglesia, no sé cómo, pero me bajé en la 13 empecé a caminar, vi esta iglesia, era viernes a mediodía, yo no sabía a qué hora ni cuándo había reuniones, así que pregunté y volví en la noche…

Recuerdo que el pastor decía tantas cosas que le faltó fue decir mi nombre, después vine el domingo y así fue como empecé.

**Blog Avivamiento:  **Seguramente hay papás que leen este testimonio y quieren que sus hijos se encuentren con Jesús, ¿qué les puede decir?

**Andrés:  **Sigan constantes en la oración, Dios lo puede hacer.

**Blog Avivamiento: **Lleva cinco años en la iglesia y todo ha sido nuevo, ¿cuál es ese testimonio que nos quiere contar?

**Andrés:  **El pastor dio una prédica de pedir cosas locas y pedir cosas únicas entre un millón, eso fue en un Avivamiento al parque, yo así lo hice, quería hacer un curso en inglés, así que mandé unos papeles a Nueva York y le pedí al Señor. Sabía que solo Dios lo podía hacer, seguí pactando y a los días me escribió una amiga, me dijo: “te vas a estudiar a Estados Unidos gratis”.

Todo me lo dio el Señor, la empresa para la que trabajaba me regaló los tiquetes, el curso era gratis así que llegué a Nueva York y lo primero que hice fue ir a la iglesia de mis pastores allí, estuve seis meses estudiando, yo no llevaba dinero pero Dios me proveyó todo, cuando volví tenía el curso totalmente pago, eran más de 35 millones de pesos y no pagué nada, regresé con regalos para mi familia y súper bendecido.

**Blog Avivamiento: **Esas cosas solo las hace Dios, y después de eso ¿qué más pasó?

**Andrés:  **Yo le dije bueno Señor pa” las que sea y en Avivamiento al Parque pedí ir a trabajar nuevamente a una naviera americana, donde el trabajo no fuera pesado, y en estos días firmé un contrato, es siete veces más de lo que me estoy ganando ahorita, el Señor me respondió como lo prometió y me embarco en Estados Unidos tal cual como le pedí todo al Señor.

**Blog Avivamiento: **Era uno en un millón pero creyó, oro y recibió, definitivamente tenemos que pedirle al Señor porque Él nos responde.

**Andrés:  **Sí y más ahora que es el año de nuestras más grandes conquistas.

Avivamiento

Avivamiento

Síguenos en @Avivamiento y encuentra más información en www.avivamiento.com

Read More