/ Avivamiento

La mesa del banquete

Como a Mefi-Boset (2 Samuel 9), ¡El Rey te ha mandado llamar! Prepárate, porque te sentarás siempre a Su mesa, serás saciado de Su bien, verás Su bendición todos los días y todo lo que te fue quitado te será restituido. No vivirás más sin esperanza, sino que caminarás en Sus promesas.

Mefi-Boset representa a todo aquel que ha sido sacado de la deshonra y la desgracia. Quizá vives actualmente en un desierto, en medio de la ruina y tal vez te escondes por creerte indigno. Sin importar la condición en la que te encuentres, la promesa que Dios tiene hoy para ti es: ¡Te sacaré de la angustia a la casa del banquete!

Dios hará misericordia, justo en el momento que estás esperando el juicio y te extenderá la mano. El diablo te dice que Dios está airado contigo pero en realidad Él se deleita en hacer misericordia. Pídele diariamente en tus oraciones que te permita conocerla.

Restitución viene para tu vida en todas las áreas: La honra que perdiste te será devuelta, tendrás bendición, buen nombre, unción y gozo. Sin que tú lo sepas, el Señor tiene gente trabajando para ti, porque eres su Mefi-Boset.

Tras esta gran promesa vienen muchas bendiciones para ti. El Señor te dará de su pan y comerás a su mesa como hijo del Rey. ¿Sabías que cuando estás en la mesa del Rey escuchas su voz? ¡Prepárate para ser saciado de Su bien!

Estás en un nuevo pacto con Dios y en mejores promesas. Si Él te prometió abundancia ahora es sobreabundancia, si eras parte de su pueblo, ahora pasas a ser su hijo.

Deja de mendigar en el mundo un poco de cada cosa, acércate a la mesa del Rey porque Dios te saciará en abundancia.

La mesa del banquete
Share this