/ Avivamiento

Quebranto y lágrimas de alegría inundan las filas de inscripción en este Congreso

Pese a las batallas tanto económicas por estadía y tiquetes a circunstancias adversas como permisos y trabajo, Dios como siempre respondió a la pasión, al hambre y al deseo genuino de un grupo de 20 personas que junto a sus pastores han pagado un precio muy grande para correr desde Buenos Aires- Argentina hasta Bogotá- Colombia por este fuego del púlpito.

Han sido más de 10 años de ministerio para los pastores Cristian y Viviana Aranda de la Iglesia Jesús en las Calles; sin embargo, un despertar, un revivir, en pocas palabras un Avivamiento entró a sus vidas y a su ministerio para transformarlo de inicio a fin.

Todo empezó hace aproximadamente 3 años cuando esta pareja de pastores sentían que no podían, las fuerzas les faltaban y necesitaban algo más, era tan grande la prueba que pasaban horas y horas llorando, clamando y gimiendo por un nuevo tiempo, en el momento que menos lo esperaron a través de televisión conocieron del ministerio de los Pastores Ricardo y María Patricia Rodríguez y de manera instantánea quedaron capturados por el Espíritu Santo y completamente ministrados.

Con muchísimo esfuerzo reunieron el dinero para que el pastor Cristian Aranda viajara a aquel Congreso, desde entonces este despertar sacudió su ministerio, él venía y recibía con pasión cada palabra y toda la unción que el Espíritu Santo derramaba y así la llevaba a su congregación, sumergiéndolos poco a poco en esa comunión íntima con Dios de la que quedaba impregnado en cada Congreso y en cada servicio que veían por internet.

Decisiones contundentes empezaron a tomar en cada área de sus vidas y así mismo el fruto de este toque celestial empezó a ser más notorio, hoy en este Congreso Fuego del Púlpito no solo viene el pastor Cristian con su esposa Viviana y sus dos hijos, sino que traen a 18 miembros de su congregación quienes de manera milagrosa y sorpresiva están tocando territorio de Avivamiento, llenos de lágrimas, alegría, quebrando y expectativa.

Todos ellos están dispuestos, felices, agradeciendo infinitamente al Espíritu Santo y a los pastores Ricardo y María Patricia Rodríguez por ser instrumentos en manos de Dios, generales de la fe que imparten este río de gloria, del cual saben, se irán saciados.

![](http://blog.avivamiento.com/wp-content/plugins/master-slider/public/assets/css/blank.gif)
![](http://blog.avivamiento.com/wp-content/plugins/master-slider/public/assets/css/blank.gif)
![](http://blog.avivamiento.com/wp-content/plugins/master-slider/public/assets/css/blank.gif)
![](http://blog.avivamiento.com/wp-content/plugins/master-slider/public/assets/css/blank.gif)
![](http://blog.avivamiento.com/wp-content/plugins/master-slider/public/assets/css/blank.gif)
![](http://blog.avivamiento.com/wp-content/plugins/master-slider/public/assets/css/blank.gif)
![](http://blog.avivamiento.com/wp-content/plugins/master-slider/public/assets/css/blank.gif)
![](http://blog.avivamiento.com/wp-content/plugins/master-slider/public/assets/css/blank.gif)