24 Años bajo Su Gloria

El pasado Viernes 24 de febrero, celebramos en el Centro Mundial de Avivamiento el Aniversario número 24 del Pentecostés de Avivamiento. Fue una celebración llena de la Gloria y la Presencia de Dios, donde miles y miles de personas en Bogotá y en cada una de las sedes del Avivamiento en Colombia y el mundo, nos reunimos para agradecer a Dios por enviar Su Espíritu Santo a este ministerio, para honrarlo y glorificarlo por cada una de los milagros y señales de los cuales hemos sido testigos durante estos 24 años.

Los Pastores Ricardo y María Patricia Rodríguez nos llevaron en un viaje por el tiempo, y literalmente pudimos estar sentados en la sala de su casa compartiendo los inicios de este glorioso Avivamiento.

 

Y es que fue precisamente allí, en la sala de su apartamento, donde comenzó, lo que hoy es conocido en todo el mundo como el Centro Mundial de Avivamiento. Los inicios no fueron fáciles, probaron muchos métodos como obras de teatro, predicar a las personas que hacían fila para entrar a los teatros, salir a las calles con antorchas durante el racionamiento de luz que hubo por esa época en nuestro país, predicar con un megáfono, en fin, muchas y desgastantes actividades que no trajeron ningún fruto de crecimiento a la iglesia. Finalmente, una noche el Pastor empezó en su mente a hacer cuentas, pues él estaba discipulando a 10 líderes, y si esos a su vez llevaban 10 personas y cada uno de esos otros 10, la iglesia en un par de meses iba a crecer significativamente, y mientras se encontraba haciendo cuentas por un lado y otro, vino la voz de Dios a su Espíritu y le dijo: “No busques números, trae mi presencia a la Iglesia”.

Fue así como dejando de lado todas esas estrategias humanas, los Pastores Ricardo y Ma. Patricia Rodríguez, decidieron obedecer la voz de Dios, entrando en una búsqueda incansable de Su presencia, tiempo durante el cual Dios fue dándoles 4 llaves para traer y conservar Su presencia:

  • Humildad

 

  • Fe

 

  • Rendición

 

  • No tocar Su gloria

 

El Domingo siguiente, el 28 de febrero del año 1993, mientras el Pastor Ricardo predicaba acerca del Espíritu Santo, la presencia del Señor descendió de una forma sobrenatural, transformando por completo la vida de los allí presentes, y ha sido evidente el fruto y el crecimiento de este ministerio, hasta convertirse en lo que tú y yo conocemos y vemos cada Viernes y Domingo en el Centro Mundial de Avivamiento.

Desde entonces ha sido un Río de la gloria de Dios, en el que hemos podido ser testigos de miles de milagros, vidas transformadas, hogares restaurados y la presencia de Dios en medio de todos nosotros.

La celebración concluyó en medio de un acto simbólico, donde todos los asistentes sacaron un pañuelo blanco, que es algo que culturalmente en nuestro país se hacía cuando venía alguna personalidad, y que miles y miles hicimos, conmemorando y honrando la presencia de Dios en medio nuestro y diciendo a una sola voz: “Espíritu Santo, mi mejor amigo… por siempre lo serás”.

 

 

 

Haz un pacto con Dios de cuidar Su presencia, y hoy dile como David en el Salmo 27:4

“Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo”.

 

Así se vivieron los primeros Bautismos masivos del 2016

El pasado domingo 27 de marzo fue un día que marcó la historia del Avivamiento en todo el continente. Un día en el que alrededor de ocho mil personas en las quince sedes de Avivamiento se bautizaron y confesaron públicamente su fe en Jesús como su Señor y Salvador, en el marco de la celebración del domingo de resurrección, en la que recordamos que Él no está muerto… ¡Él vive!

Cumpliendo el mandato del Señor dado en Mateo 28:19

“Por tanto, id, y haced discípulos en todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.”

Fue de esta forma que miles y miles de personas dieron este paso de obediencia llenos de gozo en las quince sedes de Avivamiento en Colombia, Estados Unidos, Argentina y Chile…
Cada persona afirmó su compromiso de seguir a Jesús hasta el final… sin duda hubo una gran fiesta en el cielo. Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Villavicencio, Barranquilla, Ibagué, Cubarral, Istmina – Chocó, Nueva York, Miami, Buenos Aires, Olavarría, Corrientes y Santiago de
Chile se unieron como un solo cuerpo para confesar públicamente nuestra fe en Jesús, el Hijo de Dios.

La presencia del Espíritu Santo fue tangible en cada instante, las personas que no iban preparadas para bautizarse, no dudaron en bajar a las aguas con la misma ropa que traían puesta. La felicidad de saber que comenzaban una nueva etapa en su caminar con el Señor Jesús, llenó cada sede de Avivamiento.

Cada uno de los presentes pudieron sentir al Señor como si estuvieran en la sede principal del Centro Mundial de Avivamiento en Bogotá, y agradecieron profundamente a los pastores Ricardo y María Patricia Rodríguez por su amor, sus oraciones y su ferviente anhelo por pastorearlos de todas las maneras posibles y llevarlos a vivir en victoria cada día de sus vidas.

No fue solo un tiempo de bautismos, fue una marca indeleble en las páginas de este Avivamiento, que día a día llega a más lugares alrededor del mundo, llevando y mensaje de salvación y el poder de Dios a millones de personas hambrientas por la presencia de Dios en su vidas y familias.

Durante esta poderosa celebración todos recibieron una palabra que quedará grabada en sus corazones: si caminamos con Jesús todos los días de nuestras vidas, los cielos permanecerán abiertos a nuestro favor.

La victoria antes de la victoria

La fe es una sustancia del Espíritu que llena tu corazón y te da la seguridad de las cosas que no ves, pero que estás esperando; es esa certeza y garantía de que vendrán. Dios ha derramado sobre tu vida una unción de fe para la conquista de tus sueños, de tu familia, de tus aspiraciones y de tus oraciones.

Captura
Cuando tú crees, ahí es cuando alcanzas las promesas que te ha dado el Señor,no es por lo que hagas, ni por las buenas obras. Es por fe, aunque veas la situación muy difícil sabes que saldrás en victoria.

La fe es igual a certeza, esa que llena tu corazón y te da la seguridad de las cosas que no ves pero que estas esperando, la fe es la garantía de que esas cosas vendrán.

¿Quieres saber qué NO es fe?

  • No es ser positivo
  • No es algo de la mente
  • No es emocional

¡La fe es de Espíritu!, en pocas palabras la fe es la victoria antes de la victoria.

La Fe
Así que no importa cómo estén las cosas. Este es el año de la conquista, es el Rhema que Dios te ha dado, ¡Vence por la fe! 

Aprende más acerca de la fe en la siguiente predicación

 

Espera en Dios

No te angusties, entrégale hoy tus caminos, tus pensamientos y tus planes al Señor. Díselo con todo tu corazón: Mi voluntad y deseo son sólo para ti.

Si te encuentras cansado, no temas porque Dios levanta al que esta abatido y fortalece las manos cansadas, refúgiate en Él, si tu eres un hijo de Dios no serás derrotado.

Cuando en medio de las dificultades tu tienes una pequeña ilusión de que Dios hará algo, eso se llama esperanza. No se trata de fingir que los problemas no existen sino tener la confianza de que no son eternos, que las heridas se curaran y esas dificultades se acabaran. No mires a través de tu aflicción,levanta la cabeza y mira por encima de ella, ahí estará Dios.

La biblia dice en el libro de Lamentaciones  capítulo 3:25 Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca. La esperanza no se puede perder pues, sostiene a los hijos de Dios en los tiempos oscuros y difíciles.

Puedes perder el dinero, los amigos o la familia pero nunca pierdas la esperanza porque el Señor te ha prometido que te sostendrá, él es bueno con quien le espera. Revive este tremendo mensaje a continuación:

Primer bautismo masivo del año

19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;-Mateo 28:19

Bajo este pasaje bíblico, el próximo domingo 14 de junio se llevarán a cabo los primeros bautismos masivos del año en el Centro Mundial de Avivamiento. Este será un día de fiesta y celebración, ya que miles bajarán a las aguas, haciendo una confesión pública de su fe en Jesús el Hijo de Dios. De igual manera, las Iglesias Online (Medellín, New York, Miami, Olavarría y Buenos Aires) participarán de estos bautismos y recibirán las instrucciones pertinentes al finalizar el poderoso servicio de Avivamiento.

¿Para quiénes son las bautismos? Para todo aquel que tomó la firme decisión de seguir a Jesús, pero no ha confesado públicamente su fe. Si este es tu caso, este domingo es para ti. Podrás acercarte en este día con un corazón dispuesto y bajar a las aguas.

¿Por qué bautizarse?

Primero que todo el bautismo es un acto de obediencia al Señor, antiguamente todo el que creía se bautizaba inmediatamente. Cabe anotar que el bautismo en si mismo no salva, sólo se es salvo por la fe en Jesucristo y este sólo es el acto de la confirmación de tu fe.

Se hace con el fin de empezar una nueva vida en el Señor, ya que el bautismo simboliza la muerte y sepultura del viejo hombre, el dejar atrás el pasado e iniciar firme en Cristo. Puedes leer los siguientes pasajes y podrás entender todo más claramente

  • Lucas 3:1-22
  • Mateo 3:1-17
  • Galatas 3:27
  • Efesios 2:8-9

El único requisito es creer en Jesús como tu Señor y Salvador, además de las siguientes indicaciones, ya que serás sumergido en una pileta llena de agua por unos segundos de la manera bíblica.

mujeres bautismo                                   HOMBRES BAUTISMO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Procura traer un acompañante para que cuide tus pertenencias en el momento del bautismo. Si no lo tienes, no hay problema, uno de los cientos de servidores del Avivamiento te acompañará durante todo el proceso; y si ya tomaste la decisión ¡Te esperamos! No dejes pasar esta oportunidad.

 

 

Aferrados a una promesa

Una nueva palabra de parte de Dios ha venido al Avivamiento en boca del pastor Ricardo, quien basado en el pasaje de Romanos 4:16-22 anima a todos los creyentes a no desfallecer, porque Dios es poderoso para cumplir todas y cada una de Sus promesas.

Abraham le creyó a Dios y no se debilitó en fe al ver su cuerpo envejecer, no se debilitó en la fe al ver la matriz estéril de su esposa Sara y no volvió atrás, porque Él estaba aferrado a una promesa.

Todos pasamos por momentos de dificultad, en ocasiones de  extrema angustia y de confusión , en los cuales no sabemos qué hacer ni a dónde ir; pero una promesa de Dios dada en la iglesia o en el lugar secreto cuando lees tu Biblia diariamente , es la que acaba con la aflicción. Sólo una promesa cambiará las condiciones y saldrás de la tribulación.

Las demás personas se preguntaran ¿por qué no estás en derrota? y tú dirás !Estoy aferrado a una promesa de Dios, una promesa que me da nuevas fuerzas!

En la Biblia encontrarás casos de fe como el del profeta Eliseo y la sunamita 2 Reyes 4:8-37 a pesar de la difícil situación, esta mujer no desfalleció. Este es un ejemplo que debes tomar, si te encuentras en una situación de dificultad no temas, pide una promesa a Dios y si no la hay, aférrate a Cristo hasta que Él haga el milagro. 

Revive aquí está tremenda predicación

Un milagro para Creer

El viernes 8 de mayo Leidy Martínez no tenía dinero, era tanta su necesidad que ella dijo: “no había ni para comer”, todo lo poseía eran 2 mil pesos que estaban en su cuenta.

Pero con toda su fe, Leidy fue a la ventanilla del banco y sacó este montó, el cajero no lo podía creer, quedó tan sorprendido que no soportó la curiosidad y le preguntó: “¿para qué los necesitas?” Y ella respondió: “los necesito”.

Entre tanto, salió del lugar y dijo: “Señor son 2 mil pesos que te siembro, yo sé que tú vas hacer grandes cosas, me voy a ir a adorarte, me voy a servirte y tú harás”.

Mientras caminaba, recordó que en su oficina estaban sus tenis y como tenía que servir en el coro se devolvió por sus zapatos a la oficina. Al llegar, su jefe le pidió que contestara el teléfono y al levantar la bocina escuchó una de las noticias más sorprendentes para ella y para quienes leen su historia…

“Te acabas de ganar un incentivo y un premio por ser la mejor en los resultados de la empresa, te acaban de consignar en las cuentas 21 millones de pesos” – dijo alguien en el teléfono.

No había dado su pacto pero el Señor honró su fe como a la viuda que dio las únicas dos blancas que tenía. Y como Dios no es deudor de nadie, a Laidy le devolvió 10 mil 500 veces más de lo que sembró.

Todo lo que esta mujer puede decir con lagrimas en sus ojos es: “Señor tú eres grande”