Histórica visita del primer ministro de Israel a Colombia

Como una visita histórica catalogó el presidente Juan Manuel Santos, la visita del primer ministro de Israel Benjamín Netanyahu.

El primer ministro de Israel Benjamín Netanyaju estuvo en Colombia el pasado miércoles 13 de septiembre, en una reunión de trabajo con el actual presidente de este país, en la que se firmó un acuerdo de cooperación para fomentar el turismo en los dos países.

El acuerdo, que fue suscrito por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia y el Ministerio de Turismo de Israel, establece las partes apoyarán el turismo rural, cristiano y de patrimonio.

El acuerdo estará en vigencia por cinco años y se renovará automáticamente. En la reunión también se mencionó el tratado de libre comercio entre Colombia e Israel que ya está en la Corte Constitucional para ser aprobado.

El evento tuvo cubrimiento por parte de los medios de Avivamiento, el canal ABN y Aviva2 la Radio del Espíritu, ya que para Latinoamérica y Colombia fue un hecho histórico, pues es la primera vez que un mandatario israelí visita la región.

 

¡Israel llega al Avivamiento!

Este fin de semana en el Avivamiento, vivimos cosas gloriosas y sorprendentes. Nuestros Pastores Ricardo y María Patricia Rodríguez, una vez más, mostraron ese gran amor y cuidado que tienen para cada una de sus ovejitas, y aunque ellos estaban en Tierra Santa, la distancia no fue un impedimento, para que compartieran con todo el Avivamiento, el mensaje que Dios tenía para cada uno de nosotros.

La encargada de dar apertura a este servicio, fue nuestra Pastora, quien nos trajo una tremenda palabra, con la cual vino un manto de fe sobre toda la congregación:

 

Después de esto fuimos testigos de poderosos milagros y testimonios en el Centro Mundial de Avivamiento, no sólo en Bogotá, sino en cada una de las sedes en Colombia y el mundo.

Más adelante, nuestro Pastor Ricardo Rodríguez, trajo una tremenda revelación sobre el Avivamiento, cosas escondidas desde la fundación del mundo:

“Para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: Abriré en parábolas mi boca; declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo” (Mateo 13:35).

 Jesús cuando predicaba, no lo hacía pensando en los grandes reyes y poderosos de la tierra, Él estaba pensando en ti y en mí, en gente común y corriente. Y fue justo allí, en Jerusalén donde Él dio la enseñanza acerca de la siembra y la cosecha.

 

“Decía además: Así es el reino de Dios, como cuando un hombre echa semilla en la tierra; y duerme y se levanta, de noche y de día, y la semilla brota y crece sin que él sepa cómo. Porque de suyo lleva fruto la tierra, primero hierba, luego espiga, después grano lleno en la espiga; y cuando el fruto está maduro, en seguida se mete la hoz, porque la siega ha llegado” (Marcos 4:26-29).

En esta humilde declaración, Jesús estaba diciendo las palabras más poderosas, cosas escondidas desde la fundación del mundo.

El Sembrador echa la semilla y no sabes cómo, pero florece

Así es el reino de Dios.

El Sembrador que es Jesús, da una palabra y tú no sabes cómo, pero Dios la va a cumplir.

 

Así que, si estás en medio de la tormenta, hay 4 cosas que debes hacer:

Recuerda Sus promesas: Quizá estás pasando por una lucha, pero debes recordar Sus promesas, Él las va a cumplir. Él dijo que estamos en el año de las más grandes conquistas, Él dijo que venían cosas impresionantes, así que no mires la tormenta, sino mira la palabra que Él te ha dado.

 

Recuerda Su presencia: Su Espíritu Santo está contigo. “Y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20).

 

Recuerda Su poder: Cada servicio escuchamos poderosos milagros, sanidades, provisión, liberación, etc. Esto es lo que Él hace, es Su poder, no puedes olvidarlo.

 

 

Recuerda Su enseñanza: Si Dios te dio una palabra y vino una tormenta, entonces, es momento de declarar: “Si Él lo dijo, Él lo hará”. Este año tú conquistarás como nunca pensaste conquistar, verás cosas que soñaste y que creíste que eran sueños muertos, pero el Señor este año va a resucitar sueño, tras sueño.

 

“Cuando, haciendo cosas terribles cuales nunca esperábamos, descendiste, fluyeron los montes delante de ti. Ni nunca oyeron, ni oídos percibieron, ni ojo ha visto a Dios fuera de ti, que hiciese por el que en él espera” (Isaías 64:3-4).

 Si esperas en Jesús, vienen cosas impresionantes, es tiempo de no mirar la tormenta y las olas grandes, sino caminar sobre las aguas en victoria, declarando:

“Dios hará todo aquello que Él dijo”.