Café con Dios – La lengua

El jueves 28 de septiembre, La Pastora María Patricia Rodríguez estuvo en los estudios de Aviva 2, enseñando acerca de la “lengua”.

Todo estaba listo, el café servido, y los acompañantes para el programa, ubicados en sus respectivos lugares, mientras oían la voz del master que anunciaba “cinco, cuatro, tres, dos… al aire” y fue ahí cuando la pastora Patty entró saludando a los oyentes y para iniciar hizo una oración entregando el programa en las manos del Señor.

Enfocó el tema “La lengua” en dos perspectivas diferentes, la lengua que habla lo bueno y lo malo.

Primero se refirió a aquellas lenguas que son capaces de traer sanidad, de liberar una persona, establecer la paz y, por otra parte, la lengua que puede ser usada para destrucción, basándose en la cita bíblica de proverbios cap 18, vers 21 que dice: “La muerte y la vida están en el poder de la lengua Y el que la ama comerá de sus frutos”.

En la mesa de trabajo, todos observaban la forma como la pastora hablaba, pues cada frase cargada de sabiduría, satisfizo su corazón sediento y el de miles de oyentes que a través del WhatsApp y llamadas telefónicas opinaban acerca del tema.

La pastora enseñó acerca de cómo Dios creó todo con el poder de su palabra basándose en” Génesis cap 1 versículo 3: “En el principio Dios creo la luz y dijo hágase la luz y así toda su creación, porque Él lo dijo”. Este pasaje bíblico para referirse a las declaraciones que las personas hacen creyendo, lo cual les viene. En un caso negativo, aquellas que desde que se levantan reniegan y maldicen el propósito de Dios para su futuro y familia.  “La muerte y la vida está en el poder de la lengua, lo que declares para bendición vendrá”, sostuvo la pastora María Patricia.

¿Qué clase de hijos tienes?

También se refirió acerca de la actitud de los padres hacia los hijos, diciendo que lo que bien se desata sobre ellos, puede traer grandes frutos.

Hizo un llamado a los padres de revisarse, pues aclaró que de la abundancia del corazón habla la boca.

Con una clara advertencia de no unirse a los medrosos y cobardes, como los espías que fueron a inspeccionar la tierra de Canaán y cuando regresaron trajeron un mal reporte, llenando de temor al pueblo de Israel que habría de ir a conquistar. Animó a la audiencia a levantase para ir a la conquistar y obedecer. Complementó esta enseñanza, con la cita bíblica en Santiago, que habla de la lengua “Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno”.

Agregó, que la persona chismosa aparta aún a sus mejores amigos y recomendó que antes de hablar, primero se le debe preguntar al Señor si lo que se va a decir conviene o edifica a los demás, de lo contrario es mejor callar.

Hizo un llamado para meditar en aquellas cosas que se han estado hablando, y pedirle a Dios sabiduría para restaurar aquellas personas que se les haya hecho mal, pidiéndoles perdón.