Susana Wesley, la madre del avivador del siglo XVIII John Wesley, sin duda fue una madre única, su vida y su particular manera de educar, nos deja toda una enseñanza para esta generación. Dicen los historiadores que sus hijos jamás hubieran podido lograr todo lo que alcanzaron sin una mamá como ella.

Esta mujer nos deja como ejemplo su fe, devoción y determinación para levantar una generación para el Señor. Cuenta su biografía que dedicaba dos horas todos los días para buscar a Dios, seguramente de rodillas encontraba la paz y la paciencia que su casa necesitaba.

Su disciplina y metódica manera de vivir también fueron instrumentos que Dios uso para enseñarle a ser una buena mamá y no morir en el intento… Así que el blog de Avivamiento te deja diez pautas que esta mamá uso para educar a sus hijos:

  1. Destruye el egoísmo de tus hijos y colabora en la salvación de sus almas.

2. Enséñales a orar tan pronto empiezan hablar.

3. No les des nada que pidan con lloros, sino lo que pidan con educación.

4. No castigues las faltas que confiesan en seguida y de las que ves que se                        arrepienten.

5. No permitas que ningún acto pecaminoso pase sin castigo.

6. No castigues nunca al niño dos veces por la misma falta, es decir, si lo                   disciplinaste por su error con una vez es suficiente, no tienes por qué darle                 vara mañana por lo que ya le corregiste ayer. Si el niño vuelve a cometer la                 falta, en ese caso si lo disciplinas.

7. Alienta y premia la buena conducta.

8. Fomenta el respeto por la propiedad ajena, incluso en las cosas                                   insignificantes.

9. Cumple todas las promesas que hagas a tus hijos.

10. No obligues a trabajar a tus hijos antes de que sepan leer bien.

Y por supuesto, si quieres ser una mamá avivada, llena del Señor, te invitamos a disfrutar del servicio en el que vamos a celebrar el día de las madres, este domingo 12 de mayo a las 8 y 10 de la mañana en Bogotá y en todas las sedes de Avivamiento.

Te esperamos para poder decirte: Feliz día mamá