1.      A Jesús le ofrecieron de beber durante la crucifixión en dos oportunidades:

En la primera ocasión fue cuando Jesús llegó a la colina del Gólgota, acompañado por los soldados romanos para ser crucificado junto a los dos ladrones, intentaron darle vino con mirra, pero Él no lo tomó (Mc 15,23). También en Mateo dice que le ofrecieron vino mezclado con hiel; pero Él, después de probarlo, no lo quiso tomar" (Mt 27,34).  

La segunda ocasión es la más conocida y tuvo lugar cuando Jesús ya estaba en la cruz, a punto de morir, y uno de los presentes le acerca a la boca una caía con una esponja embebida en vinagre (Mc 15,36; Mt 27,48; Lc 23,36; Jn 19,29-30).

2.       No es el vinagre que conocemos

El libro de Juan dice que cerca de la cruz "había una vasija llena de vinagre" (Jn 19,29). No se trata del vinagre que usamos en la cocina como aderezo, sino de una especie de mosto ácido y agrio, que los soldados romanos solían usar como bebida. La Biblia menciona varias veces este vinagre como algo delicioso (Nm 6,3; Rt 2,14).  El texto bíblico no dice con qué intensión se lo dieron a tomar, algunos historiadores afirman que tal vez para mofarse de Él.

3.      Jesús murió después de la hora novena (3:00 pm.)

Conforme a las Escrituras, Jesús murió después de la hora novena (3:00 pm.). Según el recuento bíblico, a la hora sexta (12:00 pm.) hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena (3:00 pm) (Mateo 27:45-46, Marcos 15:33 y Lucas 23:44). Estos relatos nos señalan que cerca de la hora novena (3:00 PM) Jesús estaba todavía vivo y emitía sus expresiones desde la cruz. Pero llegada la hora novena (3:00 pm.) entonces Jesús encomendó su espíritu al Padre.

4.      Jesús murió en el día de la preparación o víspera de la pascua

El día siguiente de la crucifixión era día de reposo, y según se nos dice en Juan 19:31, se le rogó a Pilato que se quitaran los cuerpos de las cruces "a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz el día de reposo." Ahí mismo la Biblia dice que "aquel día de reposo era de gran solemnidad." En otras palabras, Jesús murió pasada la hora novena del día antes del día de reposo pascual.No era el día de reposo semanal, se refería al día 15 del mes de Nisán, día de reposo solemne.