El día viernes 1 de marzo celebraremos 26 años con la presencia del Espíritu Santo en el Centro Mundial de Avivamiento, pues desde el día en que nos visitó su presencia sigue con nosotros. Es por esta razón que todas las familias de Avivamiento traerán una ofrenda especial con el propósito de honrar su nombre y presentarla como un voto delante de Dios, recordando que estamos en el año del éxodo y creemos en que todas sus promesas serán cumplidas en este tiempo.

Recordemos que cuando Dios casó a su pueblo de la esclavitud de Egipto y los trajo a Canaán, les dio una tierra rica y fértil. Dios les mandó a hacer algo muy importante y fue darle a Él la décima parte, es decir, el diezmo, con el propósito de recordar a todos, que todos sus bienes provenían de Dios y era importante ponerlo a Él como el primero en sus vidas; y así mismo el pueblo traía delante de Él ofrendas voluntarias. “… Y ninguno se presentará delante de Jehová con las manos vacías; cada uno con la ofrenda de su mano, conforme a la bendición que Jehová tu Dios te hubiere dado”. (Deuteronomio 16:16-17 RVR)

Dios estaba enseñando a su pueblo a dar, y de esta misma forma nos recuerda a nosotros que cuando le honramos, él traerá abundancia a nuestras vidas.  

Honra a Jehová con tus bienes,
Y con las primicias de todos tus frutos;

Y serán llenos tus graneros con abundancia,
Y tus lagares rebosarán de mosto.

Proverbios 3:9 -10RVR

Este es el momento oportuno para traer delante de Dios ese voto especial y sellar todas las promesas para este año del Éxodo.