En la vida todos pasamos por momentos de dolor que por supuesto nunca quisiéramos pasar, momentos que al mirar atrás nos dejaron grandes enseñanzas y nos permiten saber que aun en medio de la angustia Dios está con nosotros. Un ejemplo de esto fue Corrie Ten Boom, una heroína que arriesgó su vida para ayudar a los judíos perseguidos y a los jóvenes buscados por los alemanes para deportarlos como fuerza de trabajo, durante la ocupación nazi.

Años después al recordar las terribles torturas de los campos de concentración y el dolor de perder a su familia a manos de los nazis, Corrie dijo una frase que resume el testimonio que hoy queremos que leas...

"No hay pozo tan profundo donde no llegue la gracia y el amor de Dios".

BLOG AVIVAMIENTO: Hoy estamos con William Medina, nos va a contar su testimonio, cómo el Señor lo salvó y cómo cambió todo en él. Bienvenido William.

WILLIAM GONZALES:  Hola buenas tardes, aquí con expectativa de lo que va a pasar hoy.

BLOG AVIVAMIENTO: Gracias por contarnos tu testimonio ¿Cómo fue tu niñez? ¿Conocías del Señor?

WILLIAM GONZALES:  Era muy tímido, crecí sin mi papá, mi mamá era el centro de todo y en una ocasión de niño fuimos a una iglesia cristiana, pero no lo entendía. Fue un tiempo sin el Señor.

BLOG AVIVAMIENTO: ¿Qué fue lo más difícil de vivir sin papá?

WILLIAM GONZALES:  Yo lo llamaba, siempre estaba en sus planes y crecí muy lejos de él, seguía los consejos de mi mamá, trataba de llamar la atención y ya en mi adolescencia tuve amigos que me llevaron a escuchar música muy pesada empecé con el rock y fui escalando escuche heavy y terminé escuchando música con la que hacen invocaciones.

BLOG AVIVAMIENTO: Eso debió ser muy difícil, ¿llegaste a reunirte con algún grupo de personas? Y si es así, ¿cómo llegaste a ser parte?

WILLIAM GONZALES:  Sí, pues a mí me gustaba la música, escuchaba el heavy, después empecé a escuchar algo más gótico, más pesado, escuché grupos que tenían ritos malos. Hacíamos invocaciones y consultaba brujas, terminé tres años practicando el ocultismo, sabía que era para Satanás, yo creía que él me servía a mí.

BLOG AVIVAMIENTO: ¿Y tu mamá que decía? ¿Sabía?

WILLIAM GONZALES:  Mi mamá sabía que yo no estaba bien, mi padrastro, mi hermana todos estaban siendo afectados por lo que yo hacía.  

BLOG AVIVAMIENTO: ¿Eras consciente de lo que hacías?

WILLIAM GONZALES:  No, yo solo iba consumía drogas, alcohol, no respetaba a las mujeres moralmente, era una vida muy desordenada.

BLOG AVIVAMIENTO: Tenías una vida desordenada, alejada del Señor, ¿qué consumías?

WILLIAM GONZALES:  marihuana, perico, combinaba, después consumí bóxer.

BLOG AVIVAMIENTO: ¿Por cuántos años?

WILLIAM GONZALES:  Estuve tres años metido en ese mundo

BLOG AVIVAMIENTO: ¿Qué fue lo peor de vivir sin el Señor?

WILLIAM GONZALES:  Yo terminé en el Bronx, compraba droga, consumía ahí, esperaba a que me pasarán los efectos y me iba. Pero un día me confundieron con la policía, creían que yo era infiltrado y casi me matan, un sayayin que era una de las personas que ejercía control y torturas en el lugar me vio, pero gracias a Dios logró ver que yo sólo era un consumidor. Esos son los resultados de practicar esas cosas, mi vida mi propósito, mi familia todo destruido.

BLOG AVIVAMIENTO: ¡Qué fuerte todo lo que viviste! muy duro, realmente un mundo muy oscuro, pero cuéntanos ¿cómo conociste del Señor?

WILLIAM GONZALES:  Yo no sabía que estaba tan loco, tan mal, tan perdido. Mi hermana que estaba chiquita empezó a ser rebelde y una profesora del colegio le presentó un predicador, mi mamá lo llevó a la casa y ahí Dios empezó a buscarme, hablarme a través de ese hombre, un día hice la oración de fe y empecé un proceso súper lindo, nunca pensé que todo iba a cambiar.

BLOG AVIVAMIENTO: ¿Cómo empezó tu vida a cambiar?

WILLIAM GONZALES:  Es un proceso, poco a poco fui dejando todo, el mismo Señor me fue mostrando, deje de sentirme solo, empecé a sentir que Alguien me amaba, fui dejando el cigarrillo, el alcohol, jamás volví al satanismo, me aleje de los amigos que me llevaban a lo malo, deje las drogas, todo cambió.

BLOG AVIVAMIENTO:  El Señor hizo todo completo en ti, también te ha bendecido, cuéntanos ¿qué te ha dado?

WILLIAM GONZALES:  Conocí del Espíritu Santo, a mi familia el Señor les regalo un local, ventas, carro, a mí el Señor me regaló un trabajo sólido, estamos bendecidos, estoy en la universidad, todo cambió para mí, le pido al Señor que me permita ser un Daniel en el lugar en el que estudio. Mi mamá está feliz, tranquila, mi familia viene a la iglesia, estamos bendecidos.

BLOG AVIVAMIENTO: ¿Qué le puedes decir a cada familia que te lee y que vive lo mismo que tu lees?

WILLIAM GONZALES:  No desfallezcan, Dios tiene un propósito, todos lo van a ver, escuchen a sus hijos, háblenles, denles consejos, sean amigos de sus hijos, que en el amor del Señor lo pueden lograr. Y a los jóvenes que están pasando por algo similar a lo que yo viví vengan a consejería, hablen no se refrenen, pidan ayuda y reciban el consejo.