Veamos la perspectiva divina.

La R.A.E define responsabilidad como una deuda u obligación de reparar y satisfacer a consecuencia de una culpa o causa, también la define como la capacidad existente en todo sujeto para reconocer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente.

En otros ámbitos, responsabilidad es cumplir con una tarea, hacer las labores asignadas, ser buena persona y actuar de manera pertinente. Sin embargo, al ver la realidad en la que estamos, viene de manera inevitable la queja, basta con prender el televisor para que miles de pensamientos negativos vengan a nuestra mente. La economía, la contaminación, la corrupción, las injusticias, tantas cosas nos indignan como persona.

Al estudiar la Biblia, encontramos que la definición académica se queda corta, comparada con la definición y practica de dicho término en Dios.

Ahora la pregunta es: ¿Qué he hecho para cambiar esta realidad, en algo soy culpable?

Ø  La palabra “servicio” resume el aspecto de la responsabilidad que los creyentes tienen como pueblo de Dios en la sociedad.

Ø  No es acerca del servicio en la iglesia, sino acerca del servicio en la comunidad fuera de la iglesia.

La realidad y la respuesta a estas preguntas nos deja ver que como hijos de Dios somos parcialmente responsables por la menara en que están las cosas.

Jesús quería que fuéramos sal y luz en la sociedad. Si una sociedad ha marchado mal, ¡esto ha ocurrido parcialmente porque los cristianos no han hecho su trabajo!

Dios ha dado a los cristianos el trabajo de ayudar a preservar la sociedad de la corrupción. Si las cosas se han agriado, es mejor que las cuidemos, porque somos responsables.

No es casualidad el lugar en el que el Señor nos plantó, y allí donde estamos debemos dar fruto, hablar, debatir, predicar, enseñar a tiempo y fuera de tiempo, pues cada oportunidad es la ocasión perfecta para ser sal y luz del mundo.

Jesús se mezcló con los pecadores, y se ganó la crítica de los judíos por haberlo hecho. Aunque pudiésemos ser malentendidos por algunas personas si hacemos lo mismo, debemos procurar imitar su ejemplo.

Así que ¡Menos queja y más trabajo!

http://www.avivamiento.com/eventos.php