¿Quieres mantener el fuego de Dios encendido?

¡Sé un apasionado por su presencia!

Ps. Ricardo Rodríguez

El día Jueves 17 de agosto los pastores Ricardo Y María Patricia Rodríguez enviaron a las redes sociales y a todos sus seguidores la invitación a la reunión del día viernes 18 de Agosto afirmando que Espíritu Santo derramaría una unción de fuego.
La expectativa de todos era tan fuerte que horas antes de iniciar la reunión aquellos que estaban sedientos se postraron en el altar, pidiendo al Espíritu Santo que derramara ese fuego sobre sus vidas.

Personas de otros países como Brasil, México y Canadá; viajaron al avivamiento y recibieron del fuego que se derramó durante la reunión, de principio a fin. Ellos afirmaron que nunca habían sentido la presencia de Dios tan palpable como esa noche, ya que fue una noche indescriptible para sus vidas. Y aunque el fuego tal vez se estuviera extinguiendo en sus naciones, ellos llevarían a sus territorios el fuego que Dios les ha impartido en el avivamiento.

Glenda, una joven de la delegación de Brasil contó su experiencia de la siguiente manera: – “Sentí el fuego del avivamiento que está descendiendo nuevamente; sentí que el fuego de Dios y la nube de Dios está aquí y solo quise honrarla, respetarla y buscarla con todo mi corazón. Nosotros sentimos un fuego de Dios para prepararnos aquí para buscar ese avivamiento y llevarlo a Brasil”.

Era evidente el quebranto de todos ellos al sentir cómo el fuego de Dios calaba en sus huesos sin poder resistir la presencia del espíritu santo en sus corazones. Provocando llanto de transformación, arrepentimiento y rendición; y no podían hacer más que postrarse ante su presencia cada vez que los pastores Rodríguez reiteraba frases como: “No apagues al espíritu”, “Aviva el fuego del don de Dios que hay en ti”, “Arde en fuego por Dios”.

Mientras el mover del Espíritu Santo se hacía más visible en el auditorio, Dios envió el mensaje de esa noche a través de los pastores, respondiendo a la pregunta: ¿Cómo mantener el fuego encendido?; cuya respuesta fue: La comunión con el espíritu santo hace que el fuego se mantenga encendido.

Tal mensaje impactó la vida de muchas personas, motivándolos a cuidar esa unción de fuego como el tesoro más preciado.

– “Cuando el pastor dijo que el Señor estaba buscando sedientos para levantarlos como hombres de fuego que ardan por Él; Sentí un fuerte impacto en mi corazón y no pude contener las lágrimas, sentía fuego ardiendo dentro de mí. Fue algo indescriptible, la nube de Dios nos envolvía a cada uno”. María Fernanda torres. – Fue un mensaje traído del cielo para redargüirnos y para invitarnos a cuidar de ese fuego. Fue una unción particular que cayó en ese lugar, en donde estaba cada persona. La atmósfera cayó de forma singular … Lo único que hice fue postrarme y decirle ¡Yo quiero que tú me des esa unción!. Angie Martin.

Una de las enseñanzas que recalcaban los pastores Rodríguez durante dicho mensaje era que todo creyente debía ser un hombre de fuego, es decir, un hombre lleno del Espíritu Santo, lo cual se lograría meditando en la palabra; partir de la comunión con Dios y en constante adoración y consagración. Esta palabra recordó a todos los que estaban presentes y conectados desde los diferentes lugares del mundo, la importancia de avivar el fuego de Dios en sus vidas y nunca permitir que este se apagara.

“Rogué al Espíritu Santo que viniera a esta reunión y nos recordara el valor de este fuego” Ps. Ricardo Rodríguez.

Leave a Comment