Estas son algunas de las preguntas más frecuentes sobre el ministerio de Ujieres.

 El ministerio de los ujieres surge en el libro de los hechos 6:1-7, la Biblia dice que después de Pentecostés el número de discípulos crecía y los Apóstoles por dirección del Espíritu designaron a siete varones llenos del Espíritu Santo y de sabiduría para que se encargaran de servir a las mesas.

Esta misma tarea y obra del Espíritu fue asignada desde los inicios del Avivamiento y bajo la cobertura de los pastores Ricardo y María Patricia Rodríguez, se vio la necesidad de escoger a unos servidores idóneos con un corazón de servicio que suplieran las grandes tareas que demandaban este Avivamiento que no paraba y no ha parado de crecer.

  • ¿Cuántos servidores hay?

Más de 1350

  • ¿Qué actividades realizan o cuál es su función dentro del servicio?

Dar la bienvenida a las ovejitas, ubicarlos, estar pendiente de las personas que estén recibiendo sanidad, estar encargado de las ofrendas, servir la cena, entregar información y material, entre otras laborales.

  • ¿Qué debe hacer alguien que esté interesado en servir ?
  1. Lo primero es postularse como candidato, lo puede hacer los días de reunión en el salón de ujieres.
  2. Haber cursado y aprobado la escuela de líderes
  3. Presentarse a consejería
  4. Recibir la charla de entrenamiento
  5. Por ultimo conseguir los uniformes
  • ¿Hay un límite de edad?

Ninguno (si cumple los anteriores requisitos o pasos)

  • ¿Cómo lo manejan con las otras sedes?

Se maneja igual que en Bogotá, pero a través de la persona encargada de cada sede. (Link sedes)

  • ¿Por qué tomar la decisión de servir como ujier?

Jesús nos salvó con el propósito de recibir la vida eterna, pero también para servir a los demás, cada creyente ha recibido por lo menos un don de parte de Dios, estos dones son para el servicio de los creyentes, a medida que los ejercitamos, El Señor nos va agregando más dones, como resultado estaremos contribuyendo con el crecimiento y fortalecimiento de la iglesia y de paso recibiremos recompensa, tal como lo declara el autor a los hebreos en el capítulo 6 y verso 10: “Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.”

Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. 26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, 27 y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.”

Mateo 20:25-28

 

 

Leave a Comment