¿Quién es el esposo de las abandonadas?

Dios es el Padre de quienes no tienen papá terrenal y el esposo de las abandonadas, esta es la historia de Patricia Zambrano una mujer que ha visto el cuidado del Señor sobre ella y sus hijos.

Blog Avivamiento: Bienvenida Patricia

Patricia Zambrano: Gracias por la invitación

B/A: Patricia se separó, es madre cabeza de familia, tiene tres niños y su oración era Señor bendíceme, ¿verdad?

P/Z: Sí, esa era mi oración y el Señor me dio una nueva oportunidad, yo me acogí a esa Palabra que predicó el pastor de una nueva oportunidad.

Ore al Señor, me acuerdo que vine a la iglesia con mis hijos, traje 2 mil pesos y sembré eso, era lo único que tenía. Lo hice con tanta fe y tanto amor que sabía que el Señor me iba a responder.

 B/A: ¿Y después de eso qué le dio el Señor? Porque sabemos que Él responde a quienes le creen.

P/Z: A los 20 días exactos recibí literalmente al ciento por uno, alguien me dio 2 millones de pesos, con eso fui y compré tres máquinas que necesitaba para coser.

 B/A: Felicitaciones, pero sabemos que el Señor le ha dado más, cuéntenos de qué se trata.

P/Z: A los ocho días, mi mamá me llamó y me regaló una máquina plana que necesitaba, después, yo vine a la iglesia, di testimonio y cuando baje de la tarima se me acercó una joven que me dijo que tenía trabajo para mí y el Señor me dio un contrato grande que no esperaba y que es indefinido.

 B/A: Definitivamente eso es el Señor, me decía que en menos de 20 días pasó todo y hace 3 mil camisetas cada semana, no al mes, cada semana, esto es Dios.

P/Z: Sí, el Señor me regaló las máquinas, me dio mi taller, me ha bendecido con contratos, ha sido mi Esposo y el Padre de mis hijos.

 B/A: Así es el Señor, bueno y en un servicio el Señor le habló de algo específicamente, cuéntanos de qué se trata.

P/Z: Un día estaba muy triste, le dije Señor háblame de mis hijos, y el pastor justo en ese momento dijo: “Esta Palabra me la da el Señor para las madres cabeza de familia, Él les dice, Yo soy el Padre de tus hijos y Yo los voy a educar”. Ese día para mí es inolvidable.

 B/A: Qué lindo ver como el Señor responde, como les pastorea y como les ha bendecido, gracias por contarnos sus milagros.

P/Z: Gracias a ustedes.

 

 

 

Leave a Comment