Una fiesta sin igual

Avivamiento al parque se ha convertido en la fiesta latinoamericana más importante del continente, el último fin de semana de cada año los pastores Ricardo y María Patricia Rodríguez con su iglesia Avivamiento convocan a más de un millón de personas al parque Simón Bolívar.

La puesta en escena del lugar no tiene comparación, cada año supera al anterior, las luces, el sonido, las pantallas de video, todo siempre tiene lo último en tecnología para así agradecer a Dios por el año que termina y pedir bendiciones por el año que comienza.

Cada año hay fe, alegría, alabanza, adoración, milagros, salvación, toda una fiesta que tiene cubrimiento por parte de los medios colombianos y quienes asisten siempre reciben una palabra que rige su vida para el siguiente año.

Así, en el 2013, el Señor prometió las puertas de los cielos abiertas, sueños cumplidos y el “Año de la Oportunidad de Dios”, miles lo vivieron como Dios lo dijo. Al año siguiente, en el 2014 la iglesia derribó sus gigantes que representaban la ruina, la enfermedad, los obstáculos que les impedían avanzar y recibieron el siguiente año como “El mejor de sus tiempos” porque entendieron que la oración del justo puede mucho.

En el 2015 las personas aprendieron a pasar por encima de las adversidades que no les dejaban alcanzar sus logros y entendieron que con clamor se alcanzan las bendiciones, por eso entraron “Al año de la conquista”.  Pero como siempre hay más en el año 2016 aprendieron que se debe caminar por fe, por lo que Dios dice y no por lo que se ve, así entraron al año de las “Más grandes conquistas”.

Y este 2017 todos los asistentes irán al evento bajo el lema “Saltos de fe”, con sueños, y anhelos que esperan ver una realidad en el 2018, saldrán de sus prisiones y obtendrán sus sueños.