Encuentra aquí las últimas noticias y los sucesos más importantes del Avivamiento, disfruta de las prédicas y las promesas que tiene el Señor para ti. Entérate detalladamente de lo que ocurre en el ministerio de los Pastores Ricardo y Ma. Patricia Rodríguez y no te desconectes porque Dios quiere bendecir tu vida. Disfruta de este contenido multimedia y participa con tus comentarios.

El amor de Dios no ve con los ojos humanos sino con el alma de su naturaleza

Después de tantas invitaciones por fin Margie Milena aceptó el reto de asistir a la iglesia, que en esta ocasión celebró su reunión en el parque Simón Bolívar, allí esta jovencita comenzó a experimentar las realidades y el amor de Dios de manera sin igual.

Margie aceptó la invitación hecha por su papá y al llegar a la reunión, sintió muchas ganas de llorar, al comienzo trató de resistir lo que más pudo, pero la intensidad del toque de Dios en su vida la cautivó y luego no pudo detener sus lágrimas que iban cargadas de temores, soledad, timidez, entre otros. Para ella era contradictorio, pues lo que había criticado por años en otras personas, ahora lo estaba experimentando en su propia vida como una realidad.

Después de esa reunión, fue creciendo un anhelo por volver a sentir ese mismo toque de amor, por lo cual comenzó a asistir cada viernes y domingo a la iglesia.

Era extraño para ella, ver cómo Dios se le acercaba, ahora esa dulce presencia que le rodeaba comenzó a tocarla en su casa, en el Transmilenio y Margie pudo comprender que Él estaba más cerca que su propia respiración, que no tenía que hacer una serie de rituales para acercarse a un Dios que ella creía distante e inalcanzable y que ahora podía sentir que era real.

A partir de ahí comenzó a encontrarle sentido a la vida, todo cuanto le rodeaba, le llevaba inmediatamente a pensar en Dios, valoraba más su familia y aún en el silencio, cuando Dios callaba, le enseñó a vivir por fe.

Poco a poco fue descubriendo lo que había en su corazón, una vida solitaria, lejana a cualquier círculo social, timidez, que poco a poco fueron desapareciendo, para habitar bajo su sombra en este Avivamiento que se ha convertido en su casa.

“El saber que tienes por papá a Dios y que es todo poderoso que te acepta, aunque tengas muchos errores y no te echa fuera, transformó mi vida” agregó Milena.

Ahora, Margie agradece a Dios por esos familiares a quienes consideraba “loquitos” que la hayan invitado a la iglesia, porque, aunque ella les miraba con reserva, le dieron la mejor invitación a su papá y abuelos, quienes posteriormente le trajeron a ella.

Actualmente sirve en Avivakids, un ministerio del Centro Mundial de Avivamiento especializado en el pastoreo directo con los niños de la iglesia y le apasiona ver cómo la iglesia infantil es un refugio para ellos, donde adoran al Señor, Él les ministra, les enseña a través de obras de teatro y muchos son libres, porque Dios tiene planes de bendición en sus vidas.

Margie vive feliz bajo la sombra de un Dios grande que habita en este lugar, donde es protegida y pastoreada de manera muy especial.

Dios usa puntos de contacto para tocar vidas

Enferma e incapacitada, con deudas y deprimida, Eunice se encontraba en su habitación, donde Dios se le reveló como respuesta a una oración que ella había elevado.

Como si la hubiesen lanzado en pleno mar abierto, junto con tres hijos, uno de 12, otro de 9 y una niña de tan solo tres años, Eunice quedó en estado de vulnerabilidad tras la muerte de su esposo; pues no sabía trabajar porque siempre había dependido totalmente de él, la casa donde vivía estaba embargada y a ella solo le restaba esperar por una intervención divina.

Fue así cuando se arrodilló y le dijo a Dios que si era verdad que él era el esposo de las viudas y padre de los huérfanos, la rescatara; enseguida vio cómo en medio de un océano solitario donde pareciera que lo posible no existe, llegó un salvavidas a través de una señora que había conocido a su esposo, quien le organizó un plan para recoger dinero y así cancelar la deuda y evitar que Eunice se fuera a la calle con sus tres hijos.

El haber librado batallas, le había dejado secuelas en su salud, ahora tenía una enfermedad que le imposibilitaba moverse, cuenta que los dolores eran terribles y cierto día, estando en su cama acostada y muy deprimida le dijo a Dios: “todos se fueron con mi marido, su familia, mi familia, ¿ahora tú también me quieres enterrar con ellos?

Bajo un profundo sentimiento de desilusión, Eunice tomó el control del televisor y comenzó a pasar canales, cuando escuchó una música muy agradable y sintió que un fuego le abrazaba; enseguida el Pastor Ricardo Rodríguez salió a predicar mientras estas palabras se metían en lo más profundo de su alma.

En medio de este fuerte sentir cayó en cuenta de buscar una hoja para anotar los datos que salían en el televisor, por si era en otro país, para ella poderse comunicar, y pronto se enteró de que era en Bogotá.

Una mañana de domingo se dirigió a la iglesia, lo primero que vio fue un portón grande gris, al ingresar sintió de nuevo el fuego que le había envuelto cuando vio por primera vez el ministerio de los pastores Ricardo y María Patricia Rodríguez, a través del canal 11 y aún más fuerte. Entre tanto, su hijita pequeña le tomó de la mano y le dijo: “mami aquí está el Señor y te va a dar un regalo hoy”, contó Eunice.

Un manto de alegría comenzó a embargarla cada vez más fuerte, y con sus ojos cerrados, totalmente sumergida en la presencia de Dios tuvo una experiencia y vio que las coyunturas de su cuerpo estaban siendo cocidas con hilos de oro. Al instante no sabe qué pasó, cuando abrió sus ojos, estaba en el púlpito completamente sana – “Desde ese día no sé qué es tener dolor en mis huesos”, añadió.

De ahí en adelante cambió su manera de ver la vida, ahora se siente protegida y puede dormir tranquila, sabiendo que, aunque vengan tormentas no se hundirá porque Dios está con ella y sus hijos.

“Con Dios no se pierde el tiempo” – lea aquí el testimonio de María Inés, quien ha recibido milagros sorprendentes de parte de Dios

BLOG AVIVAMIENTO: El Señor sabe hacer milagros sorprendentes, este es el caso de María Inés, quien se congrega en Avivamiento Bucaramanga y ha recibido una serie de milagros en los que definitivamente se ve la mano de Dios y hoy está con nosotros, bienvenida.

MARÍA INÉS: Si, de verdad que papito Dios sí es real, los milagros existen. Yo nací con los pies torcidos hacía adentro y así crecí, me dolían, el número de mis zapatos era 35, tenía un trauma muy grande, pero el Señor el Señor me sanó.

BLOG AVIVAMIENTO: Debe ser muy difícil tener que enfrentar una situación así, quienes están en una condición igual o similar saben que no es fácil, pero escuchar su testimonio es ver la mano de Dios y llenarse de esperanza… Pero sus pies ya están bien ¿verdad?

MARÍA INÉS: Sí, están derechos, ya no tengo dolor y como el Señor estiró mis pies mi talla ahora es 39 y también me los engordó. Yo tengo evidencias del milagro.

BLOG AVIVAMIENTO: Me encanta ver cómo Dios hace tantos milagros, pero cuéntenos más por favor.

MARÍA INÉS: Si, yo siempre trabajaba en archivo, y un día el pastor dio una palabra de entrar en intimidad con el Espíritu Santo, yo empecé hacerlo y el Señor me dio sabiduría y estrategias para revisar los proyectos que eran de muchos millones y empecé a decirle a mi jefe: aquí falta una firma, aquí falta un acta, etc.

Yo solo había hecho bachillerato, pero empecé a notar muchos errores. Entonces mi jefe me dijo: usted ahora es mi mano derecha, porque hace papel de auditora, de abogada, de control interno, y me ascendió, me dio un cargo de profesional y mi paga es como de profesional siendo solamente bachiller.

BLOG AVIVAMIENTO: ¿Sus milagros, los recibió en Avivamiento Bucaramanga?

MARÍA INÉS: No, porque la iglesia lleva a 2 años, y todo esto lo he recibido en años, yo los veía en Enlace, iba a Bogotá, sembraba, levantaba votos en Avivamiento Bogotá y así el Señor fue dándome bendiciones.

Yo he visto los resultados, mi trabajo me lo dieron cuando yo estaba en la iglesia, di un voto y al momento recibí una llamada de alguien que no esperaba y así entré a trabajar. Y ahora si yo no reviso mi jefe no firma.

BLOG AVIVAMIENTO: Felicitaciones, ¿Algo más que nos quiera contar?

MARÍA INÉS: Yo no tenía los dientes de arriba porque desde niña me los quitaron, siempre usé puente, y con los años perdí la encía, no me podían poner caja ni puente porque no había de donde, el hueso estaba desgastado pero en la iglesia el Señor me puso la encía y ahora tengo el puente.

BLOG AVIVAMIENTO: Dios es bueno, ¿Algo que le quiera decir a los que leen su testimonio?

MARÍA INÉS: De verdad los invito a que vean Avivamiento por Enlace, por el canal uno, por internet, el Espíritu Santo es quien hace todo, con Dios no se pierde el tiempo.

 

Si quieres contarnos tu testimonio escríbenos a oficinadeprensa@avivamiento.com

Iglesia de Avivamiento Maturín

El pasado 07 de Mayo se inauguró la iglesia de Avivamiento Maturín, en Venezuela. Los asistentes pudieron sentir de una manera especial la presencia de Dios y fueron testigos de poderosos milagros en esta ciudad.

Desde hace un tiempo Venezuela ha venido sufriendo las consecuencias de un gobierno socialista y ha sido fuertemente golpeada por la violencia pública, situación que para los pastores Ricardo y Ma. Patricia Rodríguez ha sido motivo de intercesión. De tal modo que de acuerdo a la necesidad que hay en esta nación por un avivamiento se tomó la decisión de abrir una sede allí.

Ahora los habitantes de Maturín, Venezuela disfrutan de un avivamiento en todo su furor y guardan la esperanza de una nación rendida a los pies de Cristo. Si quieres visitarnos dirígete al Hotel Luciano Junior, ubicado en la avenida Bicentenario, todos los domingos a las 11 de la mañana. Ven con toda tu familia.

Para más información haz clic aquí.

¡Que tu casa sea casa de Sus amigos!

¿Sabías que Jesús nació en Belén y creció en Nazaret, pero aun así, a ninguna de estas ciudades las llamó Su ciudad? En cambio, a una pequeña población de Galilea, a Capernaum, a esta sí la llamó Su ciudad.

Y tal vez te preguntarás, ¿entonces dónde vivía Jesús? Pues bien, fue precisamente en esta pequeña población, en la casa de Simón Pedro, donde Él reposaba, y donde plantó Su ministerio.

Marcos 2:1 Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa.

Desde siempre hemos visto como Dios ha querido caminar con el hombre, Él quería caminar con Israel, la nube, representaba la Gloria de Dios, Su presencia maravillosa. Él estaba feliz caminando entre Su pueblo, moviéndose entre ellos, pero eran rebeldes, siempre se estaban quejando y rebelándose contra Dios, hasta que Él mismo se volvió enemigo de ellos.

Y es que hay tres tipos de personas, las cuales alejan a Dios, que hacen que Él se aparte, y son la gente que está llena de tradiciones que aun van por encima de las Escrituras, gente incrédula que siempre le resiste, y gente rebelde.

 Isaías 63:9-10 En toda angustia de ellos él fue angustiado, y el ángel de su faz los salvó; en su amor y en su clemencia los redimió, y los trajo, y los levantó todos los días de la antigüedad. Mas ellos fueron rebeldes, e hicieron enojar su santo espíritu; por lo cual se les volvió enemigo, y él mismo peleó contra ellos.

Entonces, en este punto, tal vez te preguntes, entonces ¿por qué Capernaum?, ¿por qué la casa de Pedro?, pues bien, en esta ciudad, la gente pasaba días enteros escuchándolo, sin comer, y no les importaba, porque tenían hambre de Él. Ellos se agolpaban para oírlo, todos querían oírlo, tocarlo y por esto, le tocaba subirse a la barca alejarla de la orilla, y desde allí predicarles.

 

En cuanto a Pedro, él le dio todo a Jesús, le pidió la barca y se la dio, aunque tuvo luchas y lo negó, fue el único de todos los discípulos que no salió corriendo, sino que lo siguió de lejos, Pedro dio su vida por Jesús, en su casa, Jesús era amado y deseado.

 

Dios reposa en la casa de sus amigos, por eso está en Avivamiento, porque es casa de sus amigos. Él está diciendo que va a habitar donde los que lo buscan, los que lo desean, los que lo anhelan y los que lo obedecen.

 

Así que es tiempo de que te levantes con determinación y le digas: “Señor, quiero que mi casa sea casa de Tus amigos”.

Al igual que Mefiboset, Jenny Skinner fue Invitada a la Casa Real (Testimonio)

 

A la edad de 14 años, llegó Jenny Skinner al Avivamiento donde experimentó el verdadero amor de Dios y aunque se sentía en el olvido, el Señor resucitó sus sueños dándole privilegios en el servicio que para ella eran imposibles.

En el 2011 Jenny se acercó al Centro mundial de Avivamiento, pues se sentía desprotegida y con aridez en su corazón que le despertaron un desespero en busca a una respuesta que ella sabía solo podía encontrar en Dios, pues de niña había sido enseñada por su abuela en la palabra.

“Dios siempre estuvo presente, él me marcó como papá, uno de mamá ama sus hijos, pero Él está en primer lugar y lo es todo para mí”, sostuvo skinner con voz entrecortada. Con esa semilla en su corazón, Jenny comenzó a florecer en el Centro Mundial de Avivamiento, allí sintió el maravilloso amor de Jesús, quien le atrajo con lazos de amor, diciéndole cosas bonitas.

Así fue creciendo en conocimiento, sabiduría y con ellos los sueños por servirle como músico, habilidad que poseía desde niña interpretando el instrumento el fagot; pero para ella era un imposible, pues no era conocida en la iglesia donde se reúnen más 30 mil personas cada fin de semana y ella estaba en anonimato.

El señor le hablaba y le prometía que ella le serviría en la orquesta de Avivamiento y cada año aprovechaba para presentar sus peticiones en el parque Simón Bolívar, pero él sueño más anhelado no llegaba. Los años pasaban y nada ocurría, ella por su parte seguía aferrada a las promesas de que Dios abriría una nueva oportunidad y que otra vez abriría caminos en el desierto y ríos en la soledad.  (Isaías 43:18-19)

¿Pero cómo lo podría hacer Dios?, no ver nada en medio de un desierto oscuro, se hace en ocasiones interminable, pero ella solo ponía su mirada en Él.

Pasaron 10 años y Dios trajo su nombre a memoria, alguien que le conocía cercano a los pastores la recomendó y comenzó la mejor aventura de su vida, servirle con ese amor desbordante que tenía represado por tanto tiempo fue una entrega sin igual.

De manera confidencial Jenny nos reveló que llevaba cinco años sin tocar ese instrumento, pero Dios le dio la afinación, sabiduría, el sonido, y muchas más cosas que un músico requiere para estar ahí y que ella había perdido; pues había renunciado a su carrera musical con tal de no trabajar en el mundo secular, donde se vive un ambiente pesado contrario a sus creencias.

Jenny al igual que Mefiboset, fue llevada a la casa del rey para sentarse en su mesa y deleitarse con lo mejor, en este Avivamiento donde cada fin de semana se ven maravillas que no pueden ser contradichas, prodigios, señales que dan evidencia de que el Jesús de la biblia, recorre cada rincón de la iglesia trayendo vida y esperanza a un pueblo necesitado.

¡Israel llega al Avivamiento!

Este fin de semana en el Avivamiento, vivimos cosas gloriosas y sorprendentes. Nuestros Pastores Ricardo y María Patricia Rodríguez, una vez más, mostraron ese gran amor y cuidado que tienen para cada una de sus ovejitas, y aunque ellos estaban en Tierra Santa, la distancia no fue un impedimento, para que compartieran con todo el Avivamiento, el mensaje que Dios tenía para cada uno de nosotros.

La encargada de dar apertura a este servicio, fue nuestra Pastora, quien nos trajo una tremenda palabra, con la cual vino un manto de fe sobre toda la congregación:

 

Después de esto fuimos testigos de poderosos milagros y testimonios en el Centro Mundial de Avivamiento, no sólo en Bogotá, sino en cada una de las sedes en Colombia y el mundo.

Más adelante, nuestro Pastor Ricardo Rodríguez, trajo una tremenda revelación sobre el Avivamiento, cosas escondidas desde la fundación del mundo:

“Para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: Abriré en parábolas mi boca; declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo” (Mateo 13:35).

 Jesús cuando predicaba, no lo hacía pensando en los grandes reyes y poderosos de la tierra, Él estaba pensando en ti y en mí, en gente común y corriente. Y fue justo allí, en Jerusalén donde Él dio la enseñanza acerca de la siembra y la cosecha.

 

“Decía además: Así es el reino de Dios, como cuando un hombre echa semilla en la tierra; y duerme y se levanta, de noche y de día, y la semilla brota y crece sin que él sepa cómo. Porque de suyo lleva fruto la tierra, primero hierba, luego espiga, después grano lleno en la espiga; y cuando el fruto está maduro, en seguida se mete la hoz, porque la siega ha llegado” (Marcos 4:26-29).

En esta humilde declaración, Jesús estaba diciendo las palabras más poderosas, cosas escondidas desde la fundación del mundo.

El Sembrador echa la semilla y no sabes cómo, pero florece

Así es el reino de Dios.

El Sembrador que es Jesús, da una palabra y tú no sabes cómo, pero Dios la va a cumplir.

 

Así que, si estás en medio de la tormenta, hay 4 cosas que debes hacer:

Recuerda Sus promesas: Quizá estás pasando por una lucha, pero debes recordar Sus promesas, Él las va a cumplir. Él dijo que estamos en el año de las más grandes conquistas, Él dijo que venían cosas impresionantes, así que no mires la tormenta, sino mira la palabra que Él te ha dado.

 

Recuerda Su presencia: Su Espíritu Santo está contigo. “Y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20).

 

Recuerda Su poder: Cada servicio escuchamos poderosos milagros, sanidades, provisión, liberación, etc. Esto es lo que Él hace, es Su poder, no puedes olvidarlo.

 

 

Recuerda Su enseñanza: Si Dios te dio una palabra y vino una tormenta, entonces, es momento de declarar: “Si Él lo dijo, Él lo hará”. Este año tú conquistarás como nunca pensaste conquistar, verás cosas que soñaste y que creíste que eran sueños muertos, pero el Señor este año va a resucitar sueño, tras sueño.

 

“Cuando, haciendo cosas terribles cuales nunca esperábamos, descendiste, fluyeron los montes delante de ti. Ni nunca oyeron, ni oídos percibieron, ni ojo ha visto a Dios fuera de ti, que hiciese por el que en él espera” (Isaías 64:3-4).

 Si esperas en Jesús, vienen cosas impresionantes, es tiempo de no mirar la tormenta y las olas grandes, sino caminar sobre las aguas en victoria, declarando:

“Dios hará todo aquello que Él dijo”.

 

Una familia de Avivamiento

Aidé Rodríguez es el reflejo de una mamá que ora por su casa y su bendición.

BLOG DE AVIVAMIENTO: Bienvenida

AIDÉ RODRÍGUEZ: Muchas gracias

BLOG DE AVIVAMIENTO: ¿Hace cuánto tiempo llegó a la iglesia?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Hace 12 años

BLOG DE AVIVAMIENTO: ¿Y cómo seguía los servicios?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Por la app de avivamiento, durante años lo hicimos así, aquí en Cubarral durante mucho tiempo nos congregábamos por internet.

BLOG DE AVIVAMIENTO: ¡Qué bendición! cuéntenos, ¿qué ha hecho el Señor en su vida?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Me ha sanado de una gastritis que tuve durante muchos años, era muy agresiva, la tuve desde que tenía 20 años y el Señor me sanó. También nos dio una herencia para mi esposo.

BLOG DE AVIVAMIENTO: ¿Cuéntenos cómo fue eso, lo estaban esperando?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Había mucha oposición, muchos problemas, pero yo hice votos en el altar hasta que el Señor nos la dio.

BLOG DE AVIVAMIENTO: Felicitaciones y ¿qué ha venido para ustedes con esa herencia?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Hicimos otra casa y la tenemos para venderla, hemos comprado ganado, el Señor nos ha bendecido.

BLOG DE AVIVAMIENTO: También sabemos que sus hijos sirven en la iglesia y también están en bendición, ¿verdad?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Mi hija sirve en Avivamiento, en Bogotá con sus hijas, y los tres que viven en Cubarral también sirven con sus hijos.

BLOG DE AVIVAMIENTO: Es ver que el Señor cumple sus promesas, unos en Cubarral, otros en Bogotá, pero todos sirven al Señor… ¿Algo más que nos quiera contar?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Mis hijos todos han recibido bendición sobreabundante, mi hija la de Bogotá está haciendo una casa aquí en Cubarral, todos mis hijos tienen sus empleos, sus casas, mis nietos están haciendo sus carreras, se cortó la maldición porque ahora todos mis nietos van a la universidad cosa que antes no pasaba.

BLOG DE AVIVAMIENTO: Me impacta ver que toda su familia conoce del Señor y está bendecida, pero ¿qué le puede decir a cada madre que nos lee y tiene a su familia lejos de Jesús?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Clamen por sus familias, yo siempre he estado de rodillas por mis hijos y solo con Dios se puede lograr todo, con la obediencia, con nuestros votos, con las ofrendas.

BLOG DE AVIVAMIENTO: Es verdad, muchas gracias por su testimonio, felicitaciones.

Avivamiento Leticia

En este año de las más grandes conquistas el Centro Mundial de Avivamiento, bajo el liderazgo de los pastores Ricardo y Ma. Patricia Rodríguez, ha ensanchado su territorio. Hoy con una nueva sede en Leticia.

El pasado domingo 23 de Abril se inauguró la nueva sede de Avivamiento Leticia, un lugar lleno de la presencia del Espíritu Santo y en donde los asistentes pudieron ser testigos de grandes milagros que el Señor hizo en la iglesia. Cientos de personas que anhelaban este momento experimentaron la realidad del poder de Dios con la esperanza de ver crecer un avivamiento en su ciudad y ya es una realidad.

Si vives en Leticia te esperamos con toda tu familia en la  Calle 7 N° 5-48 Barrio 11 de Noviembre. Ven y súmate a aquellos que no solamente son testigos sino que viven de manera real una experiencia profunda con Dios.

¡Te esperamos!

“Hace ocho años una curiosidad me trajo al Avivamiento” – La historia de Celilia, quien fue restaurada con el ministerio de los pastores Rodríguez

Hace nueve años María Cecilia escuchó acerca del coro que había en el Centro mundial de Avivamiento y tras esta inquietud llegó a la iglesia donde tuvo un encuentro real con Dios.

María Cecilia cuenta que llegó expectante, como cuando una persona se sienta en una silla para esperar que comience una gran presentación, cuando a los pocos minutos comenzó la reunión, vio el coro y le encantó. Continuó allí en su asiento interesada, observando con alegría cómo la gente se entregaba a Dios de corazón sincero; minutos después, salió el pastor Ricardo Rodríguez y ella comenzó a sentir que, junto a él, “caminaba alguien, quien con su presencia le tocaba, haciéndole llorar de amor, alegría, era algo indescriptible, demasiado maravilloso, que solo lo puede entender quien lo vive”, agregó Cecilia.

También indicó que, pese a que se sentía bien, minutos más tarde comenzó a experimentar una lucha interna por salir del lugar sin entender nada, “era como pelear contra grandes enemigos que tienen mucha fuerza y no tienes la claridad de cómo vencerlos, porque te inunda la duda para prevalecer y tienes que vencer para derrotar esos impulsos”.

Su amiga le animaba a quedarse, cuando de repente se le acercó un ujier y le dijo que en ese momento había una gran lucha por su vida, que librara la batalla y no se saliera, porque Dios tenía grandes planes para ella.

Finalmente, el tormento desapareció y María Cecilia fue inundada por una gran paz que le animó a continuar asistiendo a todas las reuniones de viernes y domingos.

El estar en este lugar le inundaba de felicidad; sin embargo, Cecilia escuchaba cuando el Pastor Ricardo Rodríguez hablaba acerca del Espíritu Santo, pero ella no le conocía, fue así como tomó la decisión de hablarle y contarle acerca de sus dudas y preocupaciones; y él no tardó en contestarle a través de su palabra, de manera audible, para guiarle en todas las áreas de su vida.

Cecilia venía de una vida triste, donde desde muy pequeña vio caer a su mamá en una crisis asmática, que le llevó casi a la muerte; a pesar de su corta edad, ella se arrodilló y abrazando un zapato le clamaba a Dios que no le quitara a su mamá; Dios le escuchó, pues, aunque médicamente ya habían decretado su descenso, la señora volvió a la vida, para quedarse con sus hijitas 15 años más.

Cumplido este tiempo y siendo Cecilia una adolescente, su mamá parte; situación que le indujo a cometer errores como casarse muy joven para llenar ese vacío y es ahí cuando comienzan una serie de problemas que le llevan finalmente al divorcio y destrucción.

Fue en ese período de su vida, cuando una curiosidad por conocer un ministerio de Avivamiento al que ella imaginaba como los coros de harlem góspel, le trajo a este lugar donde todos los fines de semana se evidencias prodigios y maravillas en miles de vidas.

Actualmente sirve en el ministerio de logística y es plenamente feliz.