¡Viene la lluvia tardía!

La tierra que Dios le prometió a Israel, era una tierra que Él mismo la regaba, Él mismo la visitaba, y le enseñaba a la nación relación y confianza en Dios. Ellos tenían dos lluvias en el año que eran muy importantes. La lluvia primera o temprana y la lluvia tardía.

Una vez sembraban la semilla, empezaban a rogar a Dios que enviara la lluvia temprana, porque la semilla estaba bajo la tierra y cuando esta viniera, entonces comenzaba a brotar la semilla. Luego que la semilla crecía, daba fruto, estaban llenos de trigo, pero no estaban listos, se veían aun verdes, así que ese era el momento de un segundo clamor por la lluvia tardía, pues cuando Dios la enviaba, los campos maduraban y entonces estaban blancos y listos para la cosecha, listos para la siega.

Esa semilla es la palabra de Dios, Él está hablando de lluvias espirituales y promete: “Haré descender sobre vosotros lluvias tempranas y tardías, como al principio”.

Y te preguntarás, ¿Qué significa esa lluvia tardía?

  • Bendiciones:

Ezequiel 34:26 Y daré bendición a ellas y a los alrededores de mi collado, y haré descender la lluvia en su tiempo; lluvias de bendición serán.

  • Conquista:

Es la hora de pedir la lluvia tardía, es para nosotros la iglesia postrera.

“Jehová de los ejércitos visitará su rebaño, la casa de Judá, y los pondrá como su caballo de honor en la guerra.” Zacarías 10:3b

Guerra es conquista, es avanzar, es ser libre de nuestro opresor y conquistar el terreno que nos había quitado.

  • Sobreabundancia
  • Honra
  • Sueños
  • Visiones
  • Restitución
  • Derramamiento del Espíritu Santo
  • La más grande salvación de todos los tiempos

Joel 2:23-32 “Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio. Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite. Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros. Comeréis hasta saciaros, y alabaréis el nombre de Jehová vuestro Dios, el cual hizo maravillas con vosotros; y nunca jamás será mi pueblo avergonzado. Y conoceréis que en medio de Israel estoy yo, y que yo soy Jehová vuestro Dios, y no hay otro; y mi pueblo nunca jamás será avergonzado. Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días. Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová. Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado”.

Dios ya decretó esa lluvia tardía sobre nosotros, pero hay algo que puede detenerla y es el pecado:

Jeremías 3:2 Alza tus ojos a las alturas, y ve en qué lugar no te hayas prostituido. Junto a los caminos te sentabas para ellos como árabe en el desierto, y con tus fornicaciones y con tu maldad has contaminado la tierra.

Deuteronomio 11:13-14 “Si obedeciereis cuidadosamente a mis mandamientos que yo os prescribo hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y sirviéndole con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma, yo daré la lluvia de vuestra tierra a su tiempo, la temprana y la tardía; y recogerás tu grano, tu vino y tu aceite”.

Por eso, si sabes que has fallado, hay una forma de que venga esa lluvia tardía para tu vida.

1. Arrepentimiento:

En Joel 2 hay un llamado al arrepentimiento, convoca a los pastores, a los ancianos, los jóvenes, los niños y clamen en el altar.

Joel 2:18-23 “Y Jehová, solícito por su tierra, perdonará a su pueblo. Responderá Jehová, y dirá a su pueblo: He aquí yo os envío pan, mosto y aceite, y seréis saciados de ellos; y nunca más os pondré en oprobio entre las naciones. Y haré alejar de vosotros al del norte, y lo echaré en tierra seca y desierta; su faz será hacia el mar oriental, y su fin al mar occidental; y exhalará su hedor, y subirá su pudrición, porque hizo grandes cosas. Tierra, no temas; alégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas. Animales del campo, no temáis; porque los pastos del desierto reverdecerán, porque los árboles llevarán su fruto, la higuera y la vid darán sus frutos. Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio.”

Dios envío la lluvia tardía, pero lo primero que tuvieron que hacer, fue arrepentirse. Lo segundo fue restaurar la ofrenda.

2. Ofrenda:

Joel 2:14 ¿Quién sabe si volverá y se arrepentirá y dejará bendición tras de él, esto es, ofrenda y libación para Jehová vuestro Dios?

Las ofrendas tienen que ser restauradas, porque somos Su pueblo y lo honramos, pero no con el cordero cojo o ciego, con cosas malas, sino con lo mejor que Dios nos ha dado.

3. Pedirla:

Después de que se arrepienten y restauran la ofrenda, comienzan a clamar, y Dios envía la bendición.

Vienen lluvias de parte de Dios, clama: “Danos la lluvia tardía”

 

Importuna el cielo con tu oración

En la Biblia el Señor Jesús nos da un modelo de oración en el Padre Nuestro, pero después de esto, en el Evangelio de Lucas y capítulo 11, Él nos da una parábola acerca del hombre que va a su amigo a media noche a pedirle unos panes, para atender a un amigo suyo que llegó de visita. Y en el verso 8 dice: “Os digo, que aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite”.

Esa palabra “Importunar” en el original es “Anaidea”, y es una palabra única en el Nuevo Testamento, y traduce: Ser insolentes y descarados. Y esta es la actitud que Dios espera en nuestra oración cuando nos dice: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá”. Smith Wigglesworth dijo: “Si Dios no se mueve, yo muevo a Dios”.

En este tiempo Dios está haciendo un llamado a Su iglesia, es necesario volver a “Anaidea” necesitamos importunar el cielo por nuestras bendiciones, al punto que los enemigos tengan miedo de nuestras oraciones.

Aunque esta palabra es única en el nuevo testamento, a lo largo de la Biblia hay muchos ejemplos de gente que hizo oraciones “Anaidea”.

Bartimeo:

Si tú quieres que tu oración sea “Anaidea” e importune el cielo, entonces, es necesario que tengas niveles más altos en la oración y vayas por encima de la oposición.

 

Jairo:

Había sido enemigo de Jesús, había sacado las familias de la sinagoga porque seguían a Jesús, y ahora estaba postrado rogándole que fuera con él, pero en el camino le dicen que su hija ha muerto, entonces Jesús le dice: “No temas, cree solamente”, es decir, que su oración debía ir por encima de su temor. Eso es “Anaidea”, ese tipo de oración tiene que ir por encima del temor y de la oposición

Josué:

 

Cuando Dios dice que pidamos, busquemos y llamemos, lo que expresa es continuidad, no es de pedir una vez y seguir de largo, sino acosar al cielo, insistir, importunar, interrumpir como la viuda que atormenta al juez. Esa es la forma de orar en tiempos de crisis.

Veamos ahora el caso de Jabes, quizá estás como él, no deseado por tus padres, abandonado por tu conyuge, traicionado por tus amigos y no te sientes importante para nadie, pero Jabes está en la Biblia por ti, para que cambies tu circunstancia y hagas una oración “Anaidea” como la de él. “!!Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió”. Acosó el cielo y Dios le dio lo que le pidió.

Jabes fue proclamado el hombre más ilustre y rico de todos los hombres de su país, aunque nació en desgracia, él acosó el cielo y Dios le dio lo que pidió.

Cuando decimos que se haga la voluntad de Dios en la tierra como se hace en el cielo, y ¿Cuál es Su voluntad? Él dice: “Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová”. ¡Él se deleita!

Si estás pensando todo el tiempo si tu bendición es la voluntad de Dios o no, nunca lo vas a recibir. Hay momentos donde no puedes detenerte a pensar. La mujer Sirofenicia dice la palabra que iba dando voces y la palabra literal es graznando, chillando, gritando. Ella importunó el cielo y aunque el Señor le dijo que no era el tiempo, obtuvo su bendición.

Has estado orando y no ves que el cielo se mueve a tu favor, es tiempo de “Anaidea”, de mover la mano de Dios a tu favor. Importuna el cielo y pelea la bendición.

¿Sientes los cielos cerrados en tu vida y en tu familia? Debes saber que con el Espíritu Santo vienen todas las bendiciones, Él te mostrará lo que Dios te ha prometido, dile al Señor: “Dame el fuego y dame la unción”.

3 promesas de Dios para ti

Isaías 43:16-19 Así dice Jehová, el que abre camino en el mar, y senda en las aguas impetuosas; el que saca carro y caballo, ejército y fuerza; caen juntamente para no levantarse; fenecen, como pábilo quedan apagados. No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad

Con este pasaje de la Biblia, se dio inicio a la predicación del pasado Viernes en el Centro Mundial de Avivamiento. Un mensaje que trajo nuevas fuerzas y esperanza a miles de personas alrededor del mundo, que están pasando por situaciones apremiantes, a las que no ven una posible solución.

Dios, a través del Pastor Ricardo Rodríguez, dio a Su iglesia, 3 poderosas promesas para este tiempo, las cuales tú puedes reclamar hoy:

  1. Él te abrirá camino donde no lo hay.
  2. Dará aguas en medio de tu desierto.
  3. Derramará de Su Espíritu sobre tu generación y Su bendición sobre tus renuevos.

¡Tremendas promesas! Y lo mejor de todo, es que están disponibles para ti. No sé cuál sea tu situación, si estás parado frente a un imposible, si quieres avanzar y conquistar, pero no puedes hacerlo o tal vez tienes un diagnóstico terrible sobre tu salud. Sin importar cual sea tu condición hoy, lo que debes saber es que tienes un Dios poderoso  y Él no te va a abrir una puerta de salida para tu necesidad, sino que va a abrir un camino, donde no lo hay.

Dios sacó de Egipto a 600.000 hombres sin contar mujeres y niños, más pueblo numeroso que se les unió a ellos y salieron a un lugar que no conocían, no conocían la guerra, los egipcios venían contra ellos, comenzaron a llorar y a reclamar a Moisés, y cuando creyeron que todo estaba perdido, fue el justo momento en que Dios abrió un camino en medio del Mar Rojo, Israel pasó a salvo, pero los egipcios al querer pasar por ese camino murieron ahogados.

Eso es lo mismo que Dios va a hacer contigo, Él otra vez abrirá camino para ti, y aunque otros intenten pasar por ese camino, la promesa y la bendición es para ti. En medio de tu más terrible desierto, Él enviará agua, te dará ríos en medio de la soledad, y ¿Sabes? lo único que debes hacer es: CREER.

Luego, prepárate porque la tercera promesa será una realidad para ti: “Dios derramará Su Espíritu sobre tu generación, y Su bendición sobre tus renuevos”.

Si quieres escuchar esta poderosa predicación:”Caminos serán abiertos”, descargarla y compartirla con tus amigos, puedes hacerlo en el siguiente link: https://goo.gl/aM83Q1

 

Una familia de Avivamiento

Aidé Rodríguez es el reflejo de una mamá que ora por su casa y su bendición.

BLOG DE AVIVAMIENTO: Bienvenida

AIDÉ RODRÍGUEZ: Muchas gracias

BLOG DE AVIVAMIENTO: ¿Hace cuánto tiempo llegó a la iglesia?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Hace 12 años

BLOG DE AVIVAMIENTO: ¿Y cómo seguía los servicios?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Por la app de avivamiento, durante años lo hicimos así, aquí en Cubarral durante mucho tiempo nos congregábamos por internet.

BLOG DE AVIVAMIENTO: ¡Qué bendición! cuéntenos, ¿qué ha hecho el Señor en su vida?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Me ha sanado de una gastritis que tuve durante muchos años, era muy agresiva, la tuve desde que tenía 20 años y el Señor me sanó. También nos dio una herencia para mi esposo.

BLOG DE AVIVAMIENTO: ¿Cuéntenos cómo fue eso, lo estaban esperando?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Había mucha oposición, muchos problemas, pero yo hice votos en el altar hasta que el Señor nos la dio.

BLOG DE AVIVAMIENTO: Felicitaciones y ¿qué ha venido para ustedes con esa herencia?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Hicimos otra casa y la tenemos para venderla, hemos comprado ganado, el Señor nos ha bendecido.

BLOG DE AVIVAMIENTO: También sabemos que sus hijos sirven en la iglesia y también están en bendición, ¿verdad?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Mi hija sirve en Avivamiento, en Bogotá con sus hijas, y los tres que viven en Cubarral también sirven con sus hijos.

BLOG DE AVIVAMIENTO: Es ver que el Señor cumple sus promesas, unos en Cubarral, otros en Bogotá, pero todos sirven al Señor… ¿Algo más que nos quiera contar?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Mis hijos todos han recibido bendición sobreabundante, mi hija la de Bogotá está haciendo una casa aquí en Cubarral, todos mis hijos tienen sus empleos, sus casas, mis nietos están haciendo sus carreras, se cortó la maldición porque ahora todos mis nietos van a la universidad cosa que antes no pasaba.

BLOG DE AVIVAMIENTO: Me impacta ver que toda su familia conoce del Señor y está bendecida, pero ¿qué le puede decir a cada madre que nos lee y tiene a su familia lejos de Jesús?

AIDÉ RODRÍGUEZ: Clamen por sus familias, yo siempre he estado de rodillas por mis hijos y solo con Dios se puede lograr todo, con la obediencia, con nuestros votos, con las ofrendas.

BLOG DE AVIVAMIENTO: Es verdad, muchas gracias por su testimonio, felicitaciones.

¡Prepárate porque tus lagares rebosarán de pan, vino y aceite”.

¡Grandes cosas vienen, sorprendentes cosas Dios ha preparado para cada uno de nosotros!

Hay un pasaje en el libro de Joel 2:19 que dice así: Responderá Jehová, y dirá a su pueblo: He aquí yo os envío pan, mosto y aceite, y seréis saciados de ellos; y nunca más os pondré en oprobio entre las naciones”.

Todo este nuevo y poderoso tiempo inicia con arrepentimiento, pues desde el verso 12 de este capítulo, es el llamado que Dios hace a su pueblo: ” Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo” Joel 2:12-13.

Tal vez te estarás preguntando ¿qué significa ese vino nuevo que Dios nos está prometiendo? Para responder a esa pregunta tenemos que ir al libro de Números, donde narra aquella época en la que el Señor saca a su pueblo de la esclavitud y rompe las cadenas de alrededor de dos millones de personas. Posteriormente Dios lleva a su pueblo a las puertas de Canaán y les anuncia que ya es el tiempo de entrar a la tierra que Él les había prometido. En ese momento se escogen doce espías para traer reportes de una tierra que nunca habían visto. Días después dos de ellos trajeron un racimo de uvas gigante, es aquí cuando tenemos que entender qué representaban esas uvas; era el anuncio de un nuevo tiempo, de un vino nuevo, el fin de una temporada de esclavitud y el anuncio de las más grandes conquistas.

En el nuevo testamento también encontramos un pasaje sorprendente, cuando Jesús estaba en las bodas de Caná, el vino se terminó y María le dijo que hiciera algo. La orden del Señor fue llenar los cántaros con agua. Fue en ese momento que ocurrió un milagro y una señal, que los israelitas entendían, el agua se convirtió en vino y una vez más un nuevo tiempo estaba comenzando y la promesa se estaba haciendo una realidad.

“El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados” Isaías 61:1-3 

Si el vino que Dios le dio a Israel era un vino nuevo, el vino que les dio Jesús fue un mejor vino. Ese vino representa abundancia, por encima de cualquier pensamiento religioso debes saber que este vino representa abundancia. En Canaán representaba viñas, casas amuralladas, ciudades fortificadas llenas de todo bien. En Caná de Galilea representaba sobreabundancia, debes saber que en el milagro Jesús les dio 720 litros del mejor, alrededor de 1.000 botellas del mejor vino. Jesús no conoce la escasez, Él está acostumbrado a la abundancia, las calles del cielo son de oro, Él multiplica el pan y sobra para muchos. Así es el Señor, si quieres traerlo a nuestros días te asombrarás al saber que hoy el valor de una cantidad así del mejor vino es alrededor del medio millón de dólares.

¿Alguna vez has leído detenidamente lo que María profetizó por el Espíritu Santo cuando fue a visitar a Elisabet? En el evangelio de Lucas 1:53 dice:A los hambrientos colmó de bienes”. Esa palabra colmó también significa dar con sobreabundancia bienes, así que aunque María vio nacer a Jesús en un pesebre, estaba profetizando que Él colmaría de vienes a los hambrientos.

Pero esto no es todo, lo mejor es que hay un mejor vino, recuerdas el pasaje de Hechos 2 cuando el Espíritu Santo vino sobre la iglesia, la gente los oyó anunciando las maravillas de Dios en otras lenguas y pensaron que estaban ebrios. Esta era una señal de ese mejor vino que profetizó Joel:

“Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días”. Joel 2:28-29

Esto es lo que viene, seremos saciados del aceite del cielo, de la unción para grandes conquistas, todos seremos llenos de la palabra de Dios y el vino nuevo del gozo y la abundancia de Dios nos alcanzará.

Pero hay una clara advertencia, pues ese vino nuevo no puede ser echado en un odre viejo. El pueblo de Israel perdió ese vino por incredulidad y no entraron. De igual forma el pueblo de Nazaret rechazó a Jesús y el odre viejo de la incredulidad hizo que también lo perdieran.

Otro odre viejo es la tradición, el vino nuevo va a traer muchos cambios y debes estar dispuesto a dejar esas tradiciones que detienen ese vino. Muchas personas pueden dejar que la crítica o la murmuración entren al corazón, pero el vino nuevo es para aquellos que dejan de lado las tradiciones y siguen a Dios; porque grandes, sorprendentes y rebosantes bendiciones vienen para ti. Dios quiere saciarte de su pan, de su vino y de su aceite; solo tienes que creer y entrar en este nuevo tiempo.

Dios le dio a Israel un vino nuevo al entrar en la tierra prometida, en Galilea les dio un mejor vino, pero a nosotros nos está prometiendo que rebosaremos conocimiento de la palabra de Dios, que la unción del Espíritu Santo será derramada sobre tu vida para conquistar y vendrá gozo, regocijo y sanidad de tus heridas. ¡Prepárate porque tus lagares rebosarán de pan, vino y aceite”.

¡Es tiempo de arrebatar tu bendición!

¡2017 Año de las más grandes conquistas! Esta fue la promesa que Dios nos dio para este año, y cada fin de semana nos añade más, un nuevo tiempo, restitución, justicia, gracia y favor, y un sin número de bendiciones y promesas que Él ya tiene preparadas para cada uno de nosotros.

Pero este pasado Domingo 12 de marzo, el Pastor Ricardo Rodríguez, nos hizo una ilustración con la mujer cananea, quien le rogaba a Jesús por un milagro para su hija, pero aún no era el tiempo de ellos, pues el Señor había venido primero a los suyos, a los judíos, para mostrarles el cumplimiento de las promesas de Dios, luego seguiría a los gentiles y a todo aquel que creyera. Así que esta mujer cuando Jesús le dijo que no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos, en un acto de fe hizo una declaración que movió el corazón de Jesús, pues le dijo: “Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos”. Al ver la fe de esta mujer, el Señor le concedió lo que ella pedía, y su hija fue sana desde aquella hora.

Si analizamos un poco la actitud de esta mujer, lo que vemos es que ella tenía hambre de Dios, anhelaba la bendición, y no se detuvo aun cuando recibió una negativa del Señor, sino que perseveró y consiguió su milagro. Pero lamentablemente no todas las personas reaccionan igual ante la bendición, y de ese otro grupo de personas fue del que el Pastor Ricardo Rodríguez nos estuvo hablando el pasado Domingo, aquellas personas que menosprecian la bendición, y es que Dios tiene una mesa servida para los hijos de Dios, y no es cualquier mesa, porque si con solo las migajas esta mujer obtuvo la sanidad de su hija, imagínate el gran banquete que Dios tiene preparado para Sus hijos.

Entonces te preguntarás: ¿Para quién es toda esta bendición que Dios tiene ya preparada? pues bien, es para gente apasionada por Dios, para todos aquellos que están por Jehová, que creen a Sus promesas, que desean la bendición, pero sobre todo que desean desesperadamente a Él.

Así que es tiempo de pensar de cual grupo de personas quieres ser. Si decides ser de los que como la mujer cananea están dispuestos a todo por la bendición, pues la deseas, entonces levántate y dile a Dios que envíe sobre ti Su favor, que te dé el aceite de la roca, y que la bendición del que se va a perder, venga sobre ti, que lo que otros han despreciado y menospreciado tú lo reclamas para ti y para tu casa.

“Si nadie lo toma, yo lo quiero”

¡Dios gira cheques ilimitados!

En la reunión del pasado Domingo 19 de febrero, el Pastor Ricardo Rodríguez en una poderosa predicación, nos estuvo abriendo los ojos y permitiéndonos ver la grandeza de nuestro Dios, pues como cristianos muchas veces perdemos la dimensión del Dios en el que hemos creído, y Él es omnipresente, omnisciente, eterno, infinito, inmanente y trascendente; es ilimitable, está por encima del espacio y del tiempo y no hay un lugar en el que podamos escondernos de Él. Como dice el Salmo 139:1-7

Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda. Detrás y delante me rodeaste, y sobre mí pusiste tu mano. Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; Alto es, no lo puedo comprender. ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia?

Pero a pesar de la grandeza de nuestro Dios, Él es un Dios cercano, que camina y se mueve entre nosotros y que es poderoso para hacer muchas cosas más de las que nosotros pedimos o esperamos. Es por eso, que si no entiendes la grandeza de Dios, entonces tus oraciones serán pequeñas, pero si puedes entender que Él es limitado vas a poder ser lleno de toda la plenitud de Dios y todas las promesas de Dios, serán seguras para ti.

Si tal vez estás en una situación en la que no ves salida y te preguntas: ¿Será que Dios puede hacerlo? La respuesta para ti es la misma que Dios le dio a Moisés cuando Él dudaba si Dios podía darle carne a todo un pueblo estando en el desierto: ¿Acaso se ha acortado la mano de Jehová? (Num. 11:23)

Finalmente, el Pastor Ricardo Rodríguez nos mostró un cheque de gran tamaño, que representaba el cheque ilimitado que Dios ya giró para cada uno de nosotros que somos hijos de Dios, firmado con Su sangre, de un banco que no tiene límites y el valor es: “todas las promesas de Dios”.


No puedes olvidarlo, es un cheque sin límites que Dios ya giró a tu favor, y que solo tu pecado puede detener, por eso decide hoy caminar en integridad delante de Dios, buscarlo con todo tu corazón, y prepárate porque ya está hecho, y la prueba de eso la encuentras en:

Romanos 8:32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

 ¡Dios ha girado un cheque para ti, y con Jesús te dio todas las cosas!

 

Grados Escuelas de Formación Bíblica 2do Semetre

El segundo semestre de las Escuelas de Formación Bíblica culminó el pasado martes 15 de Diciembre, en esta ocasión se graduaron más de 950 estudiantes los cuales ya están listos para servir al Señor.

Jóvenes y adultos de la iglesia en Bogotá y la iglesia Online de New York fueron bendecidos y culminaron gozosos sus estudios sabiendo que serán recompensados por Dios e irán un escalón más arriba.

Aquí en el Centro Mundial de Avivamiento tenemos a tu disposición las Escuelas de Formación Bíblica, donde puedes aprender, crecer espiritualmente y prepararte para ser parte activa en este gran Avivamiento. ¡Te esperamos!

Para mayor información puedes llamar al 7953333. 

Barbecho

El barbecho se denomina como la técnica en la que por determinado tiempo se deja de sembrar la tierra,  consiste en dejar descansar una parcela de tierra por uno o varios años, antes de volverse a cultivar, generalmente se hace limpieza de ésta quitándole las malas hierbas, espinos, y malezas; preparándola de esta manera para la siembra .

Dios te está llamando a hacer barbecho en tu corazón, Él quiere bendecirte pero necesita que saques las cosas malas que tienes, la biblia dice en el libro de Oseas 1012 Sembrad para vosotros en justicia, segad para vosotros en misericordia; haced para vosotros barbecho; porque es el tiempo de buscar a Jehová, hasta que venga y os enseñe justicia.

barbecho

Generalmente cuando alguien viene de visita a nuestra casa la arreglamos, hacer barbecho en tu corazón es tan sencillo como eso, limpiarlo y asearlo, porque es tiempo de Buscar a Dios.

Cada vez que Dios va a entregarte una gran bendición, Él te manda hacer barbecho en tu corazón. Es tiempo de que te examines y saques todo aquello que no le agrada. Deja a un lado la queja y los celos, abre tu boca sólo para bendecir y no para maldecir; así se manifestará la gloria del Señor sobre tu vida. ¡Prepara tu tierra para un nuevo cultivo, porque vienen lluvias de salvación y bendición para ti!

Aprende más en esta predicación del pastor Ricardo Rodríguez:

25 años de Avivamiento (Vídeo)

No te puedes perder la gran celebración de las bodas de plata de Avivamiento, un tiempo de gozo, agradeciendo al Señor por la obra que ha hecho en este ministerio y las millones de vidas que han sido transformadas.
Recuerda este viernes 23 de octubre a las 7:00 pm y el domingo 25 a las 10:00 am+
¡Te esperamos con toda tu familia!